Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Enfermedades de transmisión sexual producidas por virus

Por la Dra. Carmen Mantellini

A pesar de lo frecuente que venimos hablando de estos temas, no dejan de estar afectados por el estigma que desde el pasado acompaña hablar de infecciones y relaciones sexuales. Solemos conversar en relación a ciertas conductas y prácticas, pero en realidad debemos entender que cualquier relación sexual supone un riesgo de adquirir la infección.

Los virus de transmisión sexual son muy diversos, pero tienen en común que muchos de ellos suelen persistir en el organismo de la persona que se infecta a lo largo de su vida, poniendo en riesgo su salud. A diferencia del virus de papiloma humano y el virus de la hepatitis B, los otros virus no cuentan aún con vacunas para su prevención.

Por eso debemos seguir educando a toda la población para que revise su estado de vacunas, y se acerque a la consulta o a un centro de vacunación si fuera el caso, para completar su esquema.

Solo el virus de papiloma humano ha impactado la vida de muchas personas, al estar vinculado como factor necesario para el desarrollo del cáncer de cuello uterino, cáncer de vulva, cuerdas vocales, pene, ano y vagina. La prevención de su infección forma parte de una iniciativa de la Organización Mundial de la salud para un mundo sin cáncer de cuello uterino en el año 2030, llevando como bandera la vacunación masiva de niñas y adolescentes.

En relación al Virus de Inmunodeficiencia humana o VIH, si bien aún no cuenta con vacunas para su prevención, ya disponemos, desde hace muchos años, de tratamiento para la prevención luego de una relación sexual sin protección, pero este debe iniciarse no más allá del tercer día después de la misma. Y a pesar de esto, aún muchas personas desconocen esta alternativa.

El virus de la hepatitis B también cuenta con vacuna para prevenir su infección y afortunadamente esta vacuna si ha estado disponible no solo en los esquemas de vacunación nacionales.

El herpes simplex, sea de tipo 1 o 2, también es de contacto sexual y suele ser muy frecuente, suele generar vesículas muy dolorosas que tardan en cicatrizar y en algunos casos, sobre todo el primer año después de la primera infección, suelen recurrir más frecuentemente.

Otros virus menos frecuentes son el citomegalovirus, el Epstein barr virus y más recientemente el virus del Zika, el cual produce malformaciones en el bebé por venir si es adquirido por la mamá durante el embarazo.

¿Qué es importante?

La prevención, la cual va de la mano con la vacunación, el uso de preservativo cuando estamos con parejas de las que no conocemos si están infectadas o no y muy importante el control ginecológico anual, ya que muchas de estas infecciones no dan síntomas y en muchos casos sólo pueden diagnosticarse en consulta.

Para conocer de esto y más te invito a mis redes sociales @Dramantellini.

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados