Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

FARCsantes

Jofrana González Canelones

Periodista Internacional

Indignados, burlados y estafados así se sienten los colombianos con los recientes acontecimientos que se han presentado para la vida política y de seguridad de este país.

La reaparición de los desaparecidos, Santrich, Iván Márquez, alias “El Paisa”, Romaña, algunos de los nombres de los ilustres guerrilleros que le anunciaron a Colombia y al mundo que retomaban las armas y la lucha armada para, según ellos, ir contra las oligarquías que traicionaron el proceso de paz. Ese fue parte del alegato de estos señores que luego de haber vivido por unos años, de las mieles de la libertad y la vida social, se adentran de nuevo a la selva, a delinquir.

Estando en Colombia en estos días, volví a vivir y sentir ese malestar, rabia, molestia y desprecio por lo que significa la palabra guerrilla, guerrilleros, guerrillo, etc. Desde el 2012 que llegué al país, era normal sentir ese malestar, pero en el 2016 se respiraban aires de reconciliación, de esperanza y de una nueva imagen para el país que por más de 50 años vivió bajo la sombra de la guerra.

Eso al parecer se desvaneció en minutos, los minutos que duró el primer video donde le decían a todos que se rearmaban y reorganizaban para seguir en sus andanzas guerrilleras. Ahora surge un segundo video que alimenta ese panorama, pero ahora más preocupante, la alianza peligrosa con el ELN.

FARCsantes les dicen en suelo colombiano. En FARCsantes se han convertido por haber burlado lo firmado, por haber huido, por volver a ser unos clandestinos.

FARCsante es ahora la organización que pretenden operar, pero ¿Quién los respalda? ¿Quién los ampara? ¿Quién los financia? Muchos dirán que no entregaron todo cuando lo dijeron, con el desarme y los activos que ostentaban y se suponía ya habían entregado con la firma del acuerdo.

Las críticas a Santos no faltan y ni decir las que se ha ganado Duque y el propio Uribe. Pero no es hora de culpas, ni reclamos, aquí ahora el panorama es internacional y de cómo actuarán los “aliados” ahora para ir contra los disidentes o contra todo aquel que decida tan siquiera Mostar apoyo a los FARCsantes.

¿Quién traicionó a quién? ¿Quién faltó al acuerdo? ¿Quiénes se siente estafados? Son algunas de las interrogantes que se quedan en el aire.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados