Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

La transición en Venezuela resalta un nuevo concepto de seguridad hemisférica

Por: Williams Dávila
Diputado

La Asamblea Nacional, sobre la base del Estatuto de la Transición aprobado por el cuerpo que
preside el colega Juan Guaidó, autorizó la reinserción de Venezuela en la OEA, en el sistema
interamericano de protección de los derechos humanos y en el sistema de seguridad hemisférica,
entre otros organismos internacionales.

Esta reinserción es un ejemplo del cese de la usurpación en el plano internacional, es decir, es la
derrota de un proyecto político populista y aislacionista que combina intereses de diversos
órdenes que conforman un post-modernismo pernicioso de populismo y fraseología solo para
vaciar de valores, principios e instituciones a lo que debe ser un Estado democrático y
constitucional promotor y garante de los derechos humanos.

Nicolás Maduro está a la defensiva y dentro de ese contexto han querido endemoniar la
reincorporación al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), cuya “importancia y
utilidad” fue reconocida por la OEA en la Conferencia sobre Seguridad en Las Américas en México,
en octubre de 2003.

Por supuesto que el usurpador Maduro va a utilizar la narrativa de que la oposición busca la
intervención militar extranjera en contra de la soberanía de la república con la primera discusión
de la ley aprobatoria que se dio en la AN en la sesión del martes 28 de mayo.

Eso no es fácil, una intervención militar, excepto en los casos de agresión militar contra un país
americano. El TIAR es un tratado que sigue las pautas del derecho internacional público; pero sí
cabe señalar - y eso perturba la tranquilidad de la usurpación - el nuevo concepto de seguridad
hemisférica aprobado en México en 2003: “la democracia representativa”, el respeto a los
derechos humanos y las libertades fundamentales, la buena gestión gubernamental, y la
subordinación de las instituciones del estado a la autoridad civil legalmente constituidas son
condiciones esenciales para la paz, estabilidad y desarrollo.

El TIAR incluye tanto las amenazas tradicionales como las nuevas amenazas, preocupaciones y
desafíos a la seguridad hemisférica, tales como la corrupción, el lavado de activos, el narcotráfico,
el tráfico de armas, la trata de personas, el terrorismo, ataques cibernéticos, la pobreza extrema,
riesgos a la salud y desastres naturales.

Por lo antes dicho, el Consejo Permanente de la OEA, como mecanismo de consulta provisorio del
TIAR, es el encargado de evaluar si existen las condiciones para convocar una Reunión de Consulta
de los integrantes del TIAR o la aplicación de las medidas pertinentes.

La inclusión de Venezuela nuevamente en el TIAR impactará positivamente en la percepción del
caso Venezuela en el seno de la OEA y atraerá la atención de los medios de comunicación
internacionales.

Es un marco jurídico para actuar la comunidad internacional; pero el uso de la fuerza militar no
solo es sobre la base del derecho internacional, consideraciones políticas son esenciales. El TIAR ha
sido invocado al menos 20 veces durante los años de la Guerra Fría pero nunca ha sido

efectivamente aplicado. Una intervención militar se acuerda con base en el derecho internacional
y la Carta de la ONU.

De todas formas el mecanismo de consulta debe valorar, con base en el deseo de los signatarios
del TIAR, el contexto venezolano en el sentido de que hay hechos que afectan la paz de la región.
El cese de la usurpación es condición sine qua non para la paz y el desarrollo sostenible de América.

ads

1 COMENTARIO

Suscribir
Notificar de
guest
1 Comentario
Más antiguo
Nuevos Más votado
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios
tiktok takipçi hilesi
10 meses hace

Kirgin bir gün yasadim ama suan mutluyum

LO QUE ES TENDENCIA

ads

Artículos Relacionados