Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las hernias siempre deben ser atendidas oportunamente

Por el Dr. Ricardo Soto-Rosa

Melchor era un hombre de edad madura, acostumbrado a vestir ropa holgada y utilizar viejas sandalias de cuero. Hace tiempo abandonó la práctica diaria de ejercicios y estaba llevando una vida muy sedentaria con gran afición por la tele y las golosinas.

Él era vendedor ambulante de frutos secos, por lo que acudía muy temprano al depósito del paisano Allí, ubicado en la esquina de Miracielos, donde le entregaban la mercancía para ser trasladada a su puesto de comercio.

Una de esas mañanas, al levantar un pesado saco, sintió un extraño dolor en la ingle derecha, que no dejó de molestarle en varios días. Unas semanas después sufrió un resfriado con mucha tos y frecuentes estornudos, observando una molesta sensación en la entrepierna.

Melchor se colocaba compresas de agua fría o bolsas de hielo, mejorando la dolencia, pero al tiempo pudo constatar cómo le salía con cada esfuerzo una particular “pelota blanda”, siendo al principio pequeña como un limón, pero a los meses alcanzaba el tamaño de una naranja.

Lograba hacerla desaparecer, empujándola hacia dentro, pero con cada esfuerzo, irremediablemente salía de nuevo. Su esposa Loreta le recomendó visitar al médico, pero Melchor nunca le hizo caso, hasta aquel domingo de pascua, cuando después de cargar y mudar un escaparate, la pelota apareció sin retorno acompañada de un dolor cada vez más fuerte, obligándolo en horas de la noche, entrar por la emergencia del Sagrado Corazón, donde fue atendido por un joven residente de cirugía quien diagnosticó hernia inguinal derecha atascada.

El conducto inguinal es como un túnel, recorrido por el testículo, cuando desciende desde el abdomen, lugar donde se forman, para llegar a su sitio definitivo, las bolsas escrotales. Por lo tanto, en el conducto inguinal están todos los vasos, nervios y otros elementos, que van o vienen del testículo.

El conducto inguinal se encuentra en la parte inferior de la pared abdominal y es uno de los puntos más débiles donde con mayor frecuencia salen hernias llamadas inguinales.

La hernia se define como una debilidad de la pared muscular del abdomen, la cual deja pasar al peritoneo, membrana parecida a una bolsa, donde se encuentran contenidas las diferentes vísceras del abdomen. Este segmento del peritoneo recibe el nombre de saco herniario y junto con él, viene parte del contenido de la cavidad abdominal, por ejemplo, las asas intestinales conocidas popularmente como tripas.

Entre las causas por las que se producen las hernias inguinales tenemos: hereditarias, obesidad, músculos flácidos, esfuerzos continuos que generan aumento de la presión abdominal, como el estreñimiento o los tosedores crónicos, también personas con oficios que demandan grandes esfuerzos físicos, entre otros.

Una vez que se hace el diagnóstico de hernia inguinal, se debe planificar su intervención la cual es sencilla y mínimamente invasiva, incluso puede ser ambulatoria. Consiste en regresar el contenido del saco herniario hacia la cavidad peritoneal, para luego reparar el defecto y colocar una malla bio compatible con el fin de producir una intensa fibrosis brindando gran fortaleza al punto donde se encontraba la debilidad.

Debemos tener la conciencia del peligro latente en una hernia, la misma se puede complicar en el momento menos imaginado y en las circunstancias más adversas. Con el paso del tiempo se incrementa el deterioro de la salud y postergando la cirugía hay mayores posibilidades de resultados poco favorables.

Una vez completados los exámenes necesarios, Melchor fue llevado al quirófano, siendo intervenido por el grupo de cirujanos de guardia, quienes encontraron en el saco herniario, un asa intestinal mortificada pero aún viable, siendo observada y nuevamente restituida al interior.

La herida fue cerrada colocando una malla de prolene sobre la debilidad, dándole al pasar del tiempo una extraordinaria fortaleza a la región inguinal de Melchor, impidiendo así, repetir tan ingrata experiencia.

Para conocer más sobre este y otros temas visita mis redes sociales @Drsotorosa.

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados