Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

LLEGÓ LA HORA

Esta semana todos los venezolanos hemos atravesado un terremoto de emociones encontradas, pero también el mundo libre, juntos hemos transitado con horror 443 páginas de huellas y heridas imborrables, de relatos espeluznantes, estremecedores, para una sociedad que ya está al límite.

El Informe sobre Venezuela, presentado por la Misión de Determinación y Establecimiento de Hechos de la ONU, ha venido a darle rostros, nombres, apellidos, a víctimas y perpetradores de Crímenes de Lesa Humanidad, porque este grupo de investigadores independientes así lo han calificado en este informe, presentado y debatido además ante el Consejo de DDHH esta misma semana, siendo una prioridad para Venezuela que se renueve y amplíe el mandato de la Misión para que “in situ”pueda seguir documentando y registrando los datos necesarios para extender también sus resultados y alcances ante la Justicia.

Los países miembros de la ONU han tenido acceso de primera mano a pruebas, testimonios, declaraciones de víctimas, familiares e incluso de victimarios que ponen en justo tiempo y espacio el horror al que está sometido Venezuela, al secuestro de sus instituciones, a su destrucción moral, a la tortura como política de estado.

¿Cuánto más hace falta saber,probar,mostrar,sufrir,sacrificar,morir? para que la comunidad internacional,que hasta ahora- hay que decirloha sido solidaria con la lucha por la libertad del pueblo venezolano,hoy también apegados a los tratados multilaterales firmados en defensa de las naciones en peligro actúen,den un paso más.

Maduro y la cúpula que lo acompaña-la cadena de mando- para apegarnos a lo dicho en este informe están siendo partícipes y coautores de Crímenes de Lesa Humanidad, y ante esta verdad devastadora, el propio presidente Guaidó ha dirigido su discurso a todos los países para solicitar que se active el principio de Responsabilidad de Proteger, porque hoy es Venezuela sí,la que está secuestrada por una Organización Criminal, pero en la historia han sido otros los países que han enfrentado estos regímenes de horror, con las consecuencias que dan nacimiento a este principio de responsabilidad entre las naciones, precisamente para resarcir omisiones inaceptables en cualquier nación o república del mundo.

¿Cómo puede Maduro ocupar un lugar en el Consejo de DDHH de la ONU? A la luz de los hechos, ya deberían estarse aplicando los mecanismos correspondientes para expulsar esa delegación, que no representa a Venezuela como país, ni como pueblo, sino que representa a perpetradores de Crímenes de Lesa Humanidad.

¿Pueden hoy los países miembros de la ONU no condenar delitos probados, documentados? tan graves que dejaron de calificarse solo como violaciones de DDHH para pasar al siguiente nivel: Crímenes de Lesa Humanidad.

¿Cómo no actuar y presentar este Informe ante la Corte Penal Internacional? Siendo además, una de las recomendaciones de la Misión de Determinación y Establecimiento de Hechos de la ONU, por haber desnudado también en el informe, que en Venezuela no hay Justicia Independiente y que por tanto, ante la gravedad de las denuncias y el rigor de la metodología con la que se estableció la carga probatoria, el paso a seguir es la Justicia Internacional, para así garantizarle a las víctimas, familiares, al país y al mundo: verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

Hoy es Venezuela, y por eso estamos obligados a mirar a los ojos a cada mandatario, cada país, cada delegación y pedirles apoyo para alcanzar ya no sólo la libertad, sino JUSTICIA, porque un país donde no hay libertad ni justicia es caldo de cultivo para tiranías de todos los colores y un auténtico peligro para las democracias y la estabilidad de la región y del mundo civilizado.

No pueden sencillamente mirar hacia otro lado, es momento de acompañarnos y elevar la voz para exigir Justicia, ya no hay lugar para complicidades ni abstenciones, es hora de actuar ante la Corte Penal Internacional, se lo debemos a cada víctima, a cada familiar, a cada ciudadano, a las nuevas generaciones, a las que tenemos la obligación de dejarles una Venezuela justa y libre. Es ahora...

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados