Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Investigaciones calculan que una de cada cinco personas en EEUU tiene una ITS

Cromosomax indica que una nueva investigación de los CDC estima que una de cada cinco personas en Estados Unidos es portadora de una infección de transmisión sexual (ITS). El estudio analizó las cifras de 2018.

Aunque es una estadística alarmante, las cifras incluyen a muchas personas que no son necesariamente infecciosas. Por ejemplo, incluye a personas con VIH, muchas de las cuales están en tratamiento y son indetectables y, por tanto, no pueden transmitir el virus.

También incluye a las personas que tienen herpes. Este virus permanece latente la mayor parte del tiempo en las células nerviosas y sólo puede transmitirse cuando se produce un brote o un ataque, que pueden ser poco frecuentes.

Otras infecciones pueden presentarse sin síntomas, pero pueden causar problemas si no se tratan durante un periodo prolongado.

El estudio determinó que había casi 68 millones de personas con ITS en algún momento de 2018. De ellas, 26 millones fueron adquiridas en 2018, y la mitad de estas nuevas infecciones se produjeron en personas de entre 15 y 24 años.

Las infecciones incluidas en el estudio fueron: clamidia, gonorrea, tricomoniasis, sífilis, herpes genital, virus del papiloma humano (VPH), hepatitis B de transmisión sexual y VIH de transmisión sexual.

La infección más frecuente fue el VPH, que puede causar verrugas genitales y anales.

De hecho, la clamidia, la tricomoniasis, el herpes genital y el VPH constituyeron el 97,6% de todas las ITS prevalentes y el 93,1% de las recién adquiridas.

El estudio analizó a los pacientes por edad y sexo. No se analizó la sexualidad, pero otros estudios han descubierto que los hombres homosexuales y bisexuales son más propensos a las infecciones de transmisión sexual que los heterosexuales. Los autores sugieren que es necesario realizar más trabajos para analizar el impacto en las personas LGBTQ y en los diferentes grupos raciales minoritarios.

Los CDC publicaron los datos para destacar el gasto que supone el tratamiento de lo que son, en gran medida, infecciones evitables.

"La prevención comprobada de las ITS -en todos los niveles- es una piedra angular para proteger la salud, la seguridad económica y el bienestar de los Estados Unidos", dijo Raúl Romaguera, director interino de la División de Prevención de ETS de los CDC. "Hay costos humanos y financieros significativos asociados con estas infecciones, y sabemos por otros estudios que los recortes en los esfuerzos de prevención de las ITS resultan en mayores costos en el futuro".

Los CDC calculan que se gastan unos 16.000 millones de dólares en el tratamiento de personas con infecciones de salud sexual de por vida. La mayor parte (13.700 millones de dólares) se destina al tratamiento del VIH. Le sigue el tratamiento del VPH (755 millones de dólares).

El estudio sugiere que hay que hacer más para dirigirse a los jóvenes de 15 a 24 años y para facilitar que la gente se someta a pruebas de salud sexual, incluyendo servicios en farmacias, clínicas sin cita previa, pruebas de telemedicina y kits de pruebas a domicilio.

"La carga de las ITS es asombrosa", dijo el Dr. Jonathan Mermin, director del Centro Nacional para la Prevención del VIH/SIDA, las Hepatitis Virales, las ETS y la Tuberculosis de los CDC. "En un momento en el que las ITS están en su punto más alto, han quedado fuera de la conversación nacional. Sin embargo, las ITS son una amenaza sanitaria nacional prevenible y tratable con un impacto personal y económico considerable. Hay una necesidad urgente de invertir la tendencia al aumento de las ITS, especialmente tras la pandemia de COVID-19, que ha afectado a muchos servicios de prevención de las ITS."

El estudio demuestra la importancia de someterse regularmente a pruebas de detección de ITS. Los CDC recomiendan que los hombres homosexuales y bisexuales sexualmente activos se sometan a una revisión al menos una vez al año, o cada 3-6 meses si tienen varias parejas.

También aconseja a los hombres homosexuales que se vacunen contra la hepatitis A y B y, si son menores de 26 años, contra el VPH.

Puedes vacunarte contra el VPH después de los 26 años, pero para entonces es probable que ya hayas entrado en contacto con cepas del virus del papiloma humano, así que cuanto más joven, mejor. Por esta misma razón, las chicas suelen recibirla mientras están en la escuela. En el Reino Unido, la vacuna contra el VPH se ofrece ahora a los hombres homosexuales y bisexuales menores de 45 años que acuden a las revisiones de salud sexual.

Fuente: CromosomaX. Gay

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados