Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Bloqueador de mandíbula para combatir la obesidad causa indignación en los pacientes

Investigadores internacionales han sido criticados por un nuevo y controvertido dispositivo dental que pretende combatir la obesidad sellando literalmente la boca de las personas, reseñó NY Post.

El artilugio inflamatorio para combatir la grasa, bautizado como DentalSlim Diet Control, se detalla en un estudio publicado el viernes en la revista Nature.

Anunciado como el "primer dispositivo de pérdida de peso del mundo para ayudar a combatir la epidemia mundial de obesidad", el DentalSlim Diet Control es colocado en los dientes posteriores superiores e inferiores del paciente. Su intrincado sistema de imanes y pernos hechos a medida permite a los usuarios abrir la boca solo unos 1/16 de pulgada, lo que les relega a una dieta líquida sin restringir el habla o la respiración.

"Se trata de una alternativa no invasiva, reversible, económica y atractiva a los procedimientos quirúrgicos", afirma el profesor Paul Brunton, vicerrector de la División de Ciencias de la Salud de la Universidad neozelandesa de Otago, en un comunicado de prensa de la universidad, que ha desarrollado este tentempié no convencional en colaboración con científicos británicos.

Y parece que los científicos están poniendo su dinero donde está la boca de la gente. Según un ensayo realizado en Dunedin (Nueva Zelanda), los usuarios se deshicieron de una media de 4 kilos en dos semanas y "se sintieron motivados para continuar con su viaje de pérdida de peso", según el comunicado de prensa.

"En general, las personas se sentían mejor consigo mismas, tenían más confianza y estaban comprometidas con su viaje de pérdida de peso", añadió Brunton.

Lo mejor de todo es que, en caso de emergencia -o quizás de una noche extra-, las abrazaderas que combaten la grasa pueden liberarse mediante una herramienta especial. También pueden instalarse y retirarse repetidamente a discreción del usuario.

Sin embargo, a pesar de la afirmación de Brunton de que el DSDC no tuvo "consecuencias adversas", las participantes en el estudio informaron de que el "bozal molar" las dejó incómodas e incapaces de hablar con la sensación de que "la vida, en general, era menos satisfactoria", informó el Mirror.

A muchos usuarios de las redes sociales no les gustó demasiado la idea de poner los dientes bajo arresto domiciliario. "Y esto, niños, es por lo que hay que enseñar ética en la ciencia", escribió un crítico horrorizado del gulag gastrointestinal. "Dios mío, creía que la medicina había superado este tipo de dispositivos de tortura".

"Borren esto. Borren el equipo de investigación. Borren todo", secundó la bióloga molecular Raven Baxter.

Fuente NY Post 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x