Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¿El esperma sobrevive a la radiación espacial? Esto dice un nuevo estudio realizado al respecto

El portal Muy Interesante informa que la radiación espacial en particular es una gran preocupación para países como Estados Unidos y Japón, que han enviado a muchos astronautas en largas misiones a la órbita terrestre baja. Y no solo eso. Hay otros destinos espaciales en el horizonte y la Nasa y otras agencias espaciales están desarrollando sistemas que podrían ayudar a los humanos en viajes de meses de duración a otros destinos del sistema solar como la Luna y Marte, donde la radiación es una gran preocupación, puesto que la radiación en la Estación Espacial Internacional es más de 100 veces más fuerte que en la Tierra.

Ahora, un estudio publicado en la revista Science Advances demuestra que el esperma de ratón liofilizado que pasó meses en la Estación Espacial Internacional (ISS) y regresó a la Tierra, fertilizó con éxito los óvulos de ratón para producir "crías espaciales" sanas de ratón, para la ciencia. Se trata del experimento biológico más largo realizado hasta la fecha en la ISS.

Los espermatozoides parecen no ser perturbados por largas temporadas en el espacio exterior.

Los investigadores japoneses detrás del nuevo trabajo, querían saber de qué manera afecta la radiación espacial a la fertilidad en los mamíferos. La radiación puede dañar el ADN dentro de las células y causar mutaciones, defectos en la descendencia de los animales.

"Es muy importante examinar los efectos de la radiación espacial no solo en los organismos vivos, sino también en las generaciones futuras antes de que llegue la 'era espacial'", escribieron los autores. "La radiación espacial puede causar daños en el ADN de las células y preocupación por la herencia de mutaciones en la descendencia después de la exploración del espacio profundo".

¿Cómo se realizó el experimento?

Los instrumentos de la Tierra no pueden imitar al dedillo la radiación espacial, y la ISS carece de congeladores para el almacenamiento celular a largo plazo; así que el biólogo Teruhiko Wakayama de la Universidad de Yamanashi en Kōfu (Japón) y sus colegas liofilizaron el esperma, lo que permitió que se almacenara a temperatura ambiente. Luego, enviaron el esperma de 12 ratones a la estación espacial, mientras mantenían otros espermatozoides de los mismos ratones en la superficie.

Tras devolver los espermatozoides a la Tierra, rehidratarlos e inyectarlos en óvulos frescos de ratón, el equipo transfirió esos embriones a ratones hembra. Nacieron aproximadamente 240 crías de ratones espaciales sanos de los espermatozoides guardados en la ISS durante casi tres años; unos 170 más nacieron de espermatozoides conservados en la estación espacial durante casi seis años. Los análisis genéticos no revelaron diferencias entre estos ratones espaciales y los ratones nacidos de esperma almacenado en la Tierra. Los “ratones espaciales” que se aparearon al llegar a la edad adulta, tuvieron descendencia sana también.

Resultados prometedores

Si el esperma humano es igual de resistente en el espacio, algo que quizá tenga que ver con la falta de agua en los espermatozoides, y si la Tierra se vuelve inhabitable en el futuro, entonces el esperma liofilizado podría -potencialmente- jugar un papel importante en la repoblación de las colonias espaciales. Muy Interesante. 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x