Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Esperanzan a mayoría de pacientes con cáncer de riñón: "Se puede curar"

Los riñones son dos órganos que tienen el tamaño del puño de una mano con varias funciones en el organismo humano. Uno se encuentra en el lado izquierdo y el otro en el lado derecho de la columna vertebral. Se ocupan de eliminar el exceso de agua, sal y productos de desecho de la sangre. Al producir diferentes hormonas, los riñones ayudan a controlar la presión sanguínea y a que haya suficientes glóbulos rojos en el organismo. Pero su funcionamiento puede verse afectado cuando hay células se vuelven cancerosas y se forman tumores.

Con el avance científico de los últimos 15 años y tras diversos ensayos clínicos que demostraron eficacia y seguridad de diferentes terapias que se fueron desarrollando, “hoy se puede curar a la mayoría de los pacientes con cáncer de riñón”, dijo a Infobae el reconocido especialista Bradley Leibovich, jefe de urología de la Clínica Mayo, en Rochester, Estados Unidos.

Con motivo del Día Mundial del cáncer renal, a celebrarse este 18 de junio, se inspira una campaña dedicada a la concientización sobre la enfermedad, su diagnóstico temprano y su tratamiento. En 2018, se diagnosticaron 403.000 nuevos casos en el mundo. Su incidencia ha ido aumentando desde 1970 en adelante. Consumir tabaco en cualquiera de las formas, tener sobrepeso u obesidad, hipertensión, enfermedad renal crónica, o estar expuesto a ciertos productos (como algunos solventes orgánicos), y antecedentes familiares pueden ser factores que aumentan el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer renal. Es más frecuente en hombres que en mujeres, y la media de edad al diagnóstico es 64 años.

El carcinoma de células renales es el tipo más común de cáncer de riñón. Alrededor de 9 de cada 10 casos de cáncer de riñón son carcinomas de células renales. En América Latina, se estima que se producen 4,4 casos de cáncer renal por cada 1000.000 habitantes, según el Observatorio Global del Cáncer, de la Agencia Internacional del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud.

Leibovich es jefe de urología de la Clínica Mayo, en Rochester, Estados Unidos. Es miembro de la junta directiva de la Asociación de Cáncer de Riñón de su país. Cuando era adolescente había pensado en ser solo científico, pero eligió trabajar como investigador porque le gusta más estar en contacto con los pacientes y ayudarlos, tanto en darles esperanza como en indicarle los tratamientos. Dialogó con Infobae y contó cuáles son los diferentes tratamientos que hoy se indican según los diferentes cánceres de riñón y los estadíos en los que se encuentran los pacientes.

- ¿Cuáles son hoy los tratamientos más comunes para cáncer de riñón?

Alrededor de dos tercios de los cánceres de riñón se detectan cuando la enfermedad aún no se ha diseminado a otros órganos. Si el cáncer está localizado en el riñón y no se observan indicios de propagación, la opción más habitual es la extirpación quirúrgica del tumor. En algunos casos, significa extirpar sólo el tumor y se deja la parte sana del riñón, que se llama nefrectomía parcial. En otros casos significa la extirpación de todo el riñón afectado. En algunos casos, puede ser preferible simplemente observar un tumor: por ejemplo, personas con problemas médicos importantes, tumores pequeños o de edad avanzada con tumores pequeños. No todos estos tumores harán daño con el tiempo. Es más probable que los tumores pequeños sean variedades no agresivas de cáncer de riñón.

En algunos casos de pacientes, observar no es un buen enfoque. Pero se puede hacer algo menos invasivo que la cirugía, como colocar una aguja en un tumor y congelarlo o calentarlo para destruir el tumor. En algunas circunstancias podemos utilizar otro tipo de tecnología para destruir el tumor: ultrasonidos focalizados o técnicas focalizadas con administración de radioterapia. En general, si no hay indicios de que el cáncer se haya extendido, deshacerse del tumor es el enfoque más habitual.

- ¿Qué pasa con los pacientes que están en estadíos más avanzados?

En el otro tercio de los pacientes, en los que encontramos la diseminación del cáncer al mismo tiempo que encontramos el tumor original, las opciones de tratamiento son muy diferentes de lo que se consideraría los tratamientos normales contra el cáncer de quimioterapia, radiación y cirugía. En el caso del cáncer de riñón no utilizamos los tipos de quimioterapia habituales. Los tratamientos que utilizamos en pacientes con cáncer de riñón en los que el cáncer se ha extendido son de dos categorías. Una consiste en tratamientos que se administran principalmente en forma de píldora: los pacientes se toman una píldora en casa. Estos fármacos son terapias dirigidas: apuntan a mecanismos o proteínas que permiten que los tumores crezcan.

La otra gran categoría de terapia sistémica son los tratamientos con inhibidores de puntos de control. Se trata de tratamientos que afectan a la forma en que estos cánceres engañan al sistema inmune para que los deje en paz. Se supone que el sistema inmune recorre el cuerpo y encuentra las células anormales que pueden convertirse en cáncer y se deshace de ellas antes de que se conviertan en cáncer.

Los tratamientos con inhibidores de los puntos de control se administran por vía intravenosa, pero no requieren un puerto como en el caso de la quimioterapia, y no tienen los efectos secundarios habituales de la quimioterapia. Los efectos secundarios están más relacionados con el sistema inmune.

Para ese tercio de pacientes con cáncer de riñón, el gran debate actual es si utilizamos estos tratamientos de inhibición de los puntos de control y terapias dirigidas o si consideramos también la cirugía. Mi respuesta es que, en determinados pacientes, la cirugía sigue siendo un componente importante del tratamiento. Hay un proceso por el que pasamos para determinar el pequeño número de pacientes que podrían empezar con la cirugía. Más allá de cada tratamiento en particular, hoy los oncólogos urológicos, los oncólogos radioterápicos, los cirujanos torácicos y otros profesionales pueden participar en la atención del cáncer de riñón.

-¿Cuáles son los problemas más frecuentes del cáncer de riñón en los pacientes que no responden al tratamiento y mueren?

El cáncer de riñón puede extenderse a cualquier parte del cuerpo. Lo hemos observado desde el cuero cabelludo hasta la planta de los pies. Los lugares más comunes de diseminación son los pulmones, los ganglios linfáticos, el hígado y muchos otros órganos. Las causas más comunes de muerte estarían relacionadas con el grueso de la enfermedad en el órgano más afectado en ese paciente, y significa que los tratamientos funcionaron durante un tiempo y se detuvieron o no funcionaron en absoluto. Dependería de la situación de cada paciente.

- ¿Qué tratamientos resultan más prometedores para el futuro en el cáncer de riñón?

El primer fármaco aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos para el cáncer de riñón fue la interleucina 2 en 1992. En aquel momento, la mayoría de los pacientes no estaban lo suficientemente sanos como para recibir ese tratamiento. Ese fármaco funciona aumentando la respuesta inmunitaria de forma contundente.

Luego, durante esa época, como la mayoría de la gente no podía tolerar ese fármaco, utilizamos el interferón alfa. Ese fármaco tampoco funcionaba muy bien. Eso era todo lo que teníamos hasta que en 2005 se aprobó la primera terapia dirigida. Más recientemente, empezamos con la aprobación de los fármacos inhibidores de punto de control inmunitario. Últimamente, hemos combinado la terapia inmunológica con los fármacos de inhibición de puntos de control o hemos combinado diferentes inhibidores.

Hoy se puede curar a la mayoría de los pacientes con cáncer de riñón. Para los demás pacientes, podemos hacer más y más para prolongar su supervivencia. El ritmo de desarrollo de fármacos ha sido tan rápido desde 2005 hasta hoy, y cada vez tenemos más fármacos aprobados con regularidad, que la duración de la supervivencia y la posibilidad de curar a las personas es algo que nos anima cada vez más, literalmente año a año y en algunos casos mes a mes.

Fuente: Infobae.com

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x