Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Cómo saber si estás deshidratado o no has bebido suficiente agua (recomendaciones)

Aquí Miami Diario te revela cómo saber si estás bebiendo suficiente agua. Primeramente debes saber que el cuerpo humano está compuesto por casi un 60% de agua. Depende del agua para respirar, digerir, lubricar las articulaciones, eliminar los desechos, mantener la homeostasis. Es decir, para todas las funciones corporales.

En ese sentido, el doctor Adam Brittain, médico jefe de WorldClinic, explica que cuando el cuerpo no recibe suficiente agua, o si pierde más agua de la que ingiere, es probable que se produzca una deshidratación, cuyos resultados pueden causar complicaciones inmediatas y a largo plazo.

Te des cuenta o no, pierdes agua durante todo el día: un poco cuando sudas o lloras, más cuando orinas e incluso un poco con cada respiración que haces.

Por ello, se recomienda beber agua a sorbos durante todo el día para prevenir los primeros síntomas de deshidratación, como la fatiga, los dolores de cabeza, los cambios de humor y los problemas de concentración.

Según el Dr. Brittain y la Dra. Erika Schwartz, el cuerpo hace un buen trabajo para advertir que no estás bebiendo suficiente agua, o de que corre el riesgo de sufrir una deshidratación leve.

La deshidratación reduce el flujo sanguíneo y el oxígeno al cerebro, lo que a su vez provoca inflamación.

Por lo tanto, no beber suficiente agua puede causar dolores de cabeza, niebla cerebral o confusión, fatiga y mareos.

Además, dado que el agua desempeña un papel importante en la lubricación de las articulaciones y los músculos, la falta de agua puede significar que se experimenten dolores articulares y rigidez o calambres en los músculos y ligamentos.

Otros signos son la sequedad de la boca y de la piel, el aumento de la sed y una orina más oscura y concentrada.

Aunque escuchar a tu cuerpo y beber cuando sientas sed es importante, la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina de EE.UU. ha determinado que una ingesta diaria adecuada de líquidos para un adulto sano que vive en un clima templado es de unos 11,5 vasos al día para las mujeres y 15,5 vasos para los hombres.

Esta cifra puede variar en función de la cantidad de ejercicio que se realice, el entorno en el que se viva y otras condiciones de salud (el Dr. Schwartz incluso llega a recomendar beber la mitad de su peso corporal en onzas de agua). Más sencillamente, debes beber agua cuando tengas sed. Incluso, ya puede ser tarde.

Fuente: Miami Diario

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados