Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

No es broma, la alergia al ejercicio físico existe. Esto es lo que sabemos

Imagina que una mujer toma unas copas una noche, toma ibuprofeno por la mañana para aliviar la resaca y sale a correr. Nunca antes había tenido problemas con el alcohol, el ibuprofeno o el ejercicio. Pero esta vez, alguna combinación de los tres desencadena una reacción alérgica potencialmente mortal conocida como anafilaxia.

Este es un caso real que le sucedió a un paciente del Dr. Andrew Murphy, alergólogo de Suburban Allergy Consultants en Pensilvania. Entonces, ¿es posible ser alérgico al ejercicio?

Técnicamente no, dijo Murphy. Cuando una persona se expone a algo a lo que es alérgica, una proteína del alérgeno, por ejemplo, cacahuetes, hierba o caspa de gato, interactúa con los anticuerpos de las células inmunitarias de su cuerpo. Las células inmunitarias disparan sustancias químicas como la histamina que causan estornudos, urticaria, sibilancias y otros síntomas. No hay proteína que ingrese al cuerpo cuando una persona hace ejercicio, por lo que no es posible ser alérgico a correr.

Sin embargo, el ejercicio puede desencadenar la misma variedad de síntomas en personas con una afección poco común llamada anafilaxia inducida por el ejercicio. "No es necesariamente mediada por anticuerpos, pero el ejercicio es un desencadenante y las células alérgicas [inmunes] aún están activadas", dijo Murphy.

El ejercicio por sí solo es suficiente para desencadenar una reacción alérgica en algunas personas, pero se desconoce la forma en que lo hace. Una teoría propone que el ejercicio provoca la liberación de endorfinas, lo que hace que ciertas células inmunitarias liberen sustancias químicas como la histamina.

RELACIONADO: ¿Por qué perdemos tan rápido nuestro buen estado físico al dejar de hacer ejercicio? Acá te lo contamos

Otras personas, como el paciente de Murphy, tienen una afección conocida como anafilaxia inducida por ejercicio dependiente de alimentos o FDEIA. Para ellos, comer cierto alimento antes de hacer ejercicio puede causar síntomas como sibilancias o urticaria, incluso si no reaccionan a ese alimento cuando están descansando.

En el caso del paciente de Murphy, la "comida" era alcohol, ibuprofeno o una combinación de los dos. Existen varias teorías de por qué ciertos alimentos en combinación con el ejercicio pueden causar una reacción alérgica, incluido el hecho de que hacer ejercicio hace que el tracto gastrointestinal sea más permeable, lo que permite que los alérgenos entren en mejor contacto con el sistema inmunológico.

El ibuprofeno puede aumentar aún más la permeabilidad y la absorción de alérgenos extraños por parte del cuerpo, y puede interactuar directamente con las células inmunitarias, según la revisión.

La anafilaxia inducida por el ejercicio es rara. Aproximadamente el 2% de las personas en el mundo occidental experimentan anafilaxia, y entre el 5% y el 15% de los casos son inducidos por el ejercicio, según la revisión. La versión de la enfermedad dependiente de los alimentos es menos común y representa entre un tercio y la mitad de todos los casos.

El tratamiento para la anafilaxia inducida por el ejercicio dependiente de los alimentos es simple: no coma durante cuatro horas antes y después de hacer ejercicio, según una revisión de la revista Expert Review of Clinical Immunology. Otra opción es evitar por completo los alimentos desencadenantes, si se conocen.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x