Personas de Sangre Fría: Características y Secretos para no Perder los Nervios

No puedes aprender este nivel de manejo del estrés, sino que también tienes que tenerlo en tu ADN

sangre fría
Foto relacionada

Existen muchos trabajos donde mantener la calma y no perder los nervios es necesario; como un médico enfrentándose a una sala de urgencias abarrotada de heridos, un policía ante los disturbios, un militar protegiendo a un barco de pesqueros en aguas de piratas o un piloto que debe aterrizar un avión con un fallo mecánico con cientos de vidas en sus manos.

"Se podrían considerar personas especiales", opinó la psicóloga y profesora de la Universidad Complutense de Madrid, Lourdes Luceño.

Estas personas, que tienen trabajos con altos niveles de estrés, se enfrentan a ellos con sangre fría, valentía y entereza.

Luceño explicó que este tipo de personas tienen lo que los psicólogos llaman "una personalidad resistente al estrés", que no significa que no sientan ni padezcan la presión de lo que ocurre a su alrededor; al igual que los demás seres humanos, sus cuerpos liberan adrenalina y cortisol, que pone el cerebro en modo alerta, pero no sucumben al estrés negativo.

"Esto ocurre cuando estás desbordado por cosas que debes hacer y no tienes los recursos suficientes para afrontarlas", aclaró la psicóloga experta en ansiedad y estrés del Centro Área Humana de Madrid, Cristina Wood.

Control, compromiso y sentido del humor

La personalidad de sangre fría se define por tres factores clave: el control, el compromiso y el reto.

"Piensan que tienen el control sobre lo que ocurre. Son profesionales altamente comprometidos con su trabajo, que lo suelen elegir por vocación. Por último, cuando surge una situación distinta no lo consideran un problema, sino un reto que hay que superar. No se hunden ante las dificultades, sino que se las toman como un aprendizaje", aclaró Luceño.

La relajación también es esencial para mantener la mente fría y actuar con resiliencia frente a situaciones extremas, una forma de conseguirlo es meditando. La música también es otra forma, porque al escucharla regula la respuesta hormonal del estrés, evitando que nos paralicemos, según una investigación de la Universidad de Londres.

Por último, la risa es ideal para controlar el estrés, según un trabajo en el que se analizaron los comportamientos de bomberos con síntomas de estrés postraumático y laboral. Además, la risa tiene efectos químicos en nuestro organismo, libera hormonas como la endorfina, la serotonina, la dopamina y la oxitocina, que nos ayuda a relajarnos y nos da una sensación de bienestar.

La sangre fría está en el ADN

Entrenar, escuchar música y meditar no es suficiente para conseguir la sangre fría, sino que parte de su poder está en el ADN. Aunque los estudios realizados al respecto solo son en animales, la ciencia apunta que algunos de nuestros genes tienen la labor de producir y regular una molécula llamada Neuropéptido Y (NPY), que podría ser una especie de interruptor de la resiliencia al estrés.

EN MÉRIDA- Ambulancia del ambulatorio Mesa Bolívar fuera de servicio por falta de gasolina

Capturado en Carabobo

Operación Negro Primero llegó a Carabobo: capturado hombre solicitado por espionaje