Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Aprender cómo hacer tomate en conserva

Preparar tomates en conserva es la mejor opción para tener una rica salsa a la mano siempre que la necesitemos, por lo que tener unos cuantos frascos almacenado nos alegrará la vida.

Para empezar quita las ramas de los tomates y lávalos. Introdúcelos en una olla de agua hirviendo, borboteando, durante aproximadamente un minuto, para quitarles la piel. Para facilitar esta tarea, puedes hacer un pequeño corte en forma de cruz en la base del tomate, que hará que salte enseguida.

Retira los tomates con cuidado, escúrrelos con abundante agua fría y pélalos, con cuidado de que la pulpa no se dañe, reseñó Antena 3.

Esteriliza los botes de vidrio, asegurándote de que puedan cerrarse herméticamente, tanto los frascos como las tapas. Coge una olla grande, pon agua a hervir y cuando llegue a ebullición introduce los botes y déjalos unos 5 minutos.

Corta los tomates por la mitad, trata de eliminar en la medida de lo posible el exceso de agua e introdúcelos en los botes, debidamente secos con un trapo limpio. Aprétalos mucho entre ellos para que no quede aire. También está la opción de triturarlos y conservarlos triturados.

Añade aceite de oliva hasta llegar al borde del recipiente, sal y, si te gusta el sabor, una hoja de laurel o albahaca. La idea es llenar al máximo los botes de tomate y acabar de llenar el espacio disponible con aceite de oliva para que no quede nada de aire en su interior.

Cierra los botes herméticamente de inmediato.

Pon una olla con abundante agua a hervir e introdúcelos en su interior cuando el agua haya llegado a ebullición, siempre en vertical y completamente cubiertos, durante aproximadamente 30 minutos.

Comprueba que los botes se han cerrado herméticamente y que no ha entrado ni una pizca de aire. Asegúrate de que hay una pequeña hendidura en el centro de la tapa. Si no es así, es que los has cerrado mal.

Otro truco para saber si los botes han quedado bien cerrados es colocarlos un rato boca abajo para asegurarte de que el líquido no se derrama.

Podrás guardas estos frascos hasta por un año y sacarlos en ocasiones especiales.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados