Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Se confirmó científicamente que el hambre influye directamente en las emociones de las personas

La ciencia por fin se ha dado a la tarea de responder: por qué el hambre puede influir directamente en las emociones de cualquier persona.  

Una nueva investigación científica ha descubierto que sentir hambre realmente puede hacer que "tengamos hambre", combinada con emociones como la ira y la irritabilidad fuertemente vinculadas con el apetito.  

LEER TAMBIÉN: HAY UN 22,9 % DE HAMBRE EN EL PAÍS, SOLO ES SUPERADA POR HAITÍ EN LA REGIÓN

De acuerdo a lo reseñado en la revista PLOS ONE, el estudio es el primero en vincular cómo el hambre afecta las emociones de las personas en el día a día. En la misma se asoció el hambre con el 37 % de la variación de la irritabilidad, el 34 % con las modificaciones en la ira y el 38 % con la reducción del placer.  

“Aunque nuestro documento no presenta formas de mitigar las emociones negativas inducidas por el hambre; la investigación sugiere que poder etiquetar una emoción puede ayudar a las personas a regularla. Por ejemplo, reconociendo que nos sentimos enojados simplemente porque tenemos hambre. Por lo tanto, una mayor conciencia de estar hambriento podría reducir la probabilidad de que el hambre resulte en emociones y comportamientos negativos en las personas”, indicó Viren Swami, profesor de psicología social en la Universidad Anglia Ruskin (ARU), autor principal del estudio.  

Los investigadores reclutaron a 64 participantes adultos de Europa central, quienes registraron sus niveles de hambre; y varias medidas de bienestar emocional durante un período de 21 días.  

En concreto, se pidió a los participantes que informaran sobre sus sentimientos y sus niveles de hambre; en una aplicación de teléfono inteligente cinco veces al día. Esto permitió que la recopilación de datos se llevara a cabo en los entornos cotidianos de los participantes; como su lugar de trabajo y su hogar. 

El trabajo de campo fue realizado por Stefan Stieger, Profesor de Psicología en la Universidad de Ciencias de la Salud Karl Landsteiner.

“Este efecto ‘hangry’ (un acrónimo de hambriento y enojado), no se ha analizado en detalle; por lo que elegimos un enfoque basado en el campo en el que se invitaba a los participantes a responder a las indicaciones para completar encuestas breves en una aplicación. Se les enviaban estas indicaciones cinco veces al día”, explicó Stieger. 

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados