Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Ten cuidado con tu cuerpo si sientes alguna fatiga muscular

Cuando esta por acabar el año, y arrancar uno nuevo, la mayoría empiezan a establecerse objetivos en el entrenamiento. Muchos no consideran que al ejercitarse, las fibras musculares aumentan su tamaño debido al crecimiento de las células.

Aunque dicho aumento genera un músculo más voluptuoso y fuerte, lograrlo es algo complicado de alcanzar porque ignoramos cómo afecta la fatiga muscular. Por lo tanto, para saber si la rutina de entrenamiento va palo abajo, es preciso saber cuáles son los tipos de fatiga muscular que existen.

Hay dos: la que se produce dentro del sistema nervioso central y aquella que naces dentro del músculo. Entremos en detalles:

  • Fatiga periférica: Se produce sobre el sistema muscular y genera una baja en la capacidad del músculo para producir fuerza, sin considerar que la señal del sistema nervioso central. Para tal situación, solo queda afectada la capacidad que generar fuerza en la rutina de entrenamiento o posterior a la misma.
  • Fatiga central: ten en cuenta que éste tipo de fatiga afecta directamente a los componentes nerviosos que se relacionan estrechamente con la producción, mantenimiento y el control de la contracción muscular, por lo que va de la mano con la capacidad de fuerza durante y después de tu rutina de ejercicios.
  • Daño muscular: el daño ocurre cuando se rompen las estructuras internas que rodean a la fibra muscular. Esto hace que se pierda la capacidad de ejercer fuerza, aunque no totalmente, sí de forma notable. Se dice que este tipo de lesiones son causadas por alguna contracción, la cual se puede catalogar en varios grados: primero, segundo y tercer grado.

ads

LO QUE ES TENDENCIA

ads

Artículos Relacionados