2 mil $, el monto mínimo para iniciar lucha contra el cáncer en Carabobo

Luisa Rodríguez Táriba, presidenta de Funcamama. Foto: Dayrí Blanco / Caraota Digital

 

La crisis humanitaria compleja no da tregua. Por falta de acceso a medicamentos para enfermedades de alto riesgo, muchos pacientes en Carabobo pierden sus vidas mientras reúnen el dinero necesario para comenzar tratamientos como los oncológicos, para los que se requieren, en un principio de dos mil dólares aproximadamente.

Así lo alerto Luisa Rodríguez Táriba, presidente de Funcamama. «Para iniciar ciclos de quimio y radioterapia, y realizarse una cirugía en caso de que lo amerite, se necesitan dos mil dólares, y para terminar todo el tratamiento cuatro mil dólares».

Pero eso no es todo. Como no existen los equipos necesarios en el sistema de salud público de Carabobo, se debe recurrir al privado y disponer de al menos 600 dólares para los exámenes que determinan el diagnóstico. «Desde ese momento comienza la travesía».

Todo esto provoca que las familias enfrenten una fuerte crisis económica. «Se descapitalizan porque, para cubrir sus tratamientos, venden casas, carros, sacan a los niños de las escuelas y después de dos años de tratamiento las familias generacionalmente quedan afectadas económica y psicológicamente».

Rodríguez Táriba relató que muchos viven el tema actual de la salud en Venezuela similar a como se enfrente en las grandes catástrofes, donde tres o cuatro generaciones después aún se ven afectadas. Además, destacó que hay familias que se han desintegrado por la migración forzada a la que se ven sometidos algunos para poder conseguir el dinero necesario.

Todo esto ocurre mientras las cifras de detección de cáncer aumentan. Durante 2019, al menos en Funcamama fueron diagnosticados 406 casos. «Las estimaciones de Médicos Unidos Venezuela ese año es de 329 mil 91 personas con cáncer en Venezuela, mientras que la Sociedad Anticancerosa calculó 28 mi 34 muertes».

«Ese día no ha llegado»: Maduro dice esperar la orden judicial para detener a Guaidó