Vino a hacerse la lipo y terminó muerta en manos de un médico chimbo cubano

 

Un médico de nacionalidad cubana fue acusado por su presunta responsabilidad en la muerte de una joven en medio de una cirugía estética, practicada en un consultorio ubicado en pleno centro de Caracas.

Johana Solsiré Martínez Rodríguez, de 22 años, era una venezolana radicada en Panamá. Ella viajó este lunes 10 de junio a Caracas para practicarse una lipotransferencia, con el fin de mejorar su apariencia; sin embargo, el sueño de "ser más bella" acabó con su vida.

Su familia contó qué, a través de una amiga, la víctima dio con el Centro Médico Ambulatorio Iboma, situado en el tercer piso del edificio General Páez, entre las esquinas de Conde a Principal.

Allí pautó la operación con un médico cubano identificado como Delfín Miguel Argote Guerrero.

Ella pagó 3.800 dólares por la cirugía. Se practicó los exámenes preoperatorios en Panamá y, faltando solo un día para intervenirse, viajó a Caracas.

Su hermana, Franyelis Rodríguez, tiene conocimientos en el área de la Medicina y le aconsejó que no se sometiera a la operación, pues estaba subida de peso. Esto no fue impedimento para el doctor y decidieron seguir adelante.

El martes a las 11:30 de la mañana fue ingresada a quirófano, y se estimó que la operación tendría una duración de tres horas; sin embargo, pasado ese tiempo, la familia aún no sabía nada de ella.

A eso de las 5 de la tarde, el anestesiólogo les dijo que Martínez había sufrido un paro respiratorio, pero que la estaban estabilizando para llevarla a una clínica privada. Fue lo único que supieron.

Minutos después llegaron dos funcionarias de la policía científica, que al parecer son familiares del médico cubano, según lo que dijo la familia. Las detectives entraron al quirófano y se lo llevaron del lugar; no iba esposado y nada aparentaba que se tratase de una detención.

En total, Martínez sufrió cuatro paros respiratorios; el último no lo soportó y murió pasadas las 6:40 de la tarde.

Los parientes de la víctima también denunciaron que entre funcionarios y el médico intentan amañar el caso. Incluso dijeron que el cirujano solo ha sido sometido a una retención, mientras se determinan las causas de la muerte.

 

Foto del edificio donde queda el centro estético

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here