La Influencia de los Apodos de Parejas en la Relación

Recomendaciones cruciales sobre los apodos de parejas.

La Influencia de los Apodos de Parejas en la Relación

En una relación es habitual escuchar apodos de parejas, ya que tanto el hombre como la mujer se llaman utilizando algún sobrenombre, haciendo alusión a una manera de expresar sus sentimientos u emociones hacia su acompañante. Otras veces llamamos al otro utilizando adjetivos, en una tónica distinta a la romántica, como por ejemplo: apodos bonitos, chistosos, amigables, entre otros. Siempre desde el lado del afecto, y procurando no herir a la pareja, ni faltarle el respeto.

Mi vida”, “bebé, “hermosa”, “osita” y “bombón” son apodos entre las parejas que denotan amor, cariño, confianza y a veces, inconformidad y violencia, asegura Óscar Galicia, investigador del Departamento de Psicología de la Universidad Iberoamericana.

Los apodos de parejas son formas de expresarle a esa persona especial el cariño que se le tiene. No es "Pedro", "Juan", "Ericka"; sino más bien, "mi princesa", "mi amor", "cielo", etc. Los sobrenombres amorosos le permiten a ambos crear y desarrollar una relación fuerte que podrá durar mucho tiempo. La intimidad y el afecto van de la mano en la manera que se tratan ambos con el otro y con aquellos miembros familiares que pertenecen o están constantemente en núcleo familiar.

Apodos de parejas negativos y el daño que ocasionan

Insultar a las personas en especial, a un ser amado genera un resultado negativo que puede apartar al insultante de aquellos seres que le rodean y que regularmente tienen contacto con el. Los apodos despectivos: "feo", "enano", "gordo" u otros tienen efectos muy negativos en quien los recibe constantemente.

“Si tu pareja se refiere así de ti, dile que no te gusta que te hable de esa forma, que prefieres que te diga algún apodo que sí sea con cariño.  A veces en las relaciones de pareja no nos damos cuenta que las personas que más nos aman, son las que más nos pueden lastimar”, indicó Galicia..

Los amantes pueden tener dificultades si los apodos son despectivos y generan fricción en el lazo que hay entre los dos.

En el caso de los hombres, no a todos se les da el decirle apodos a su pareja, no porque no puedan, sino porque no están acostumbrados a expresar lo que sienten. Eso puede deberse a un hecho vinculado a su crianza. Es poco común ver un hombre meloso que cada cinco minutos usa un apodo romántico con el fin de expresar una emoción o sentimiento por su ser amado.

Normalmente los apodos son utilizados en el ámbito social, es decir, expresarle a una chica "bella", "linda", "corazón", entre otros. También, esa estrategia se utiliza mucho en aquellas parejas que tienen un miembro en las nubes y de esa forma llaman su atención.

Todo es sano, siempre y cuando ambas partes se sientan a gusto con la manera en que su persona especial les llama. En caso contrario, es importante hablar seriamente con la pareja para evitar seguirse ofendiendo y recuperar los lazos rotos. En el siguiente video se explica mucho mejor el motivo de los apodos de parejas en una relación:

EEUU superó los 94.600 fallecidos y 1,57 millones de contagios por COVID-19

Estados Unidos podría enfrentarse al "invierno más oscuro"

Issa Vegas es la responsable de subirte la bilirrubina este #14mayo