Entrenar en ayunas: ¿Bueno o malo?

Probablemente escuchaste en el gimnasio o en zonas de ejercicio al aire libre que entrenar en ayunas es la mejor opción para quemar calorías porque el cuerpo al no tener alimento, quema más rápido lo que tiene. Acá tienes tres razones que te ayudarán a comprender mejor esta creencia popular. Con información de Vanitatis:

  1. ¿Quiénes pueden hacerlo?

Estudios demuestran que entrenar en ayuno puede favorecer las rutinas de deportistas que necesitan mejorar sus marcas de resistencia de baja intensidad y con larga duración como ciclistas, atletas o trailrunners, pues en estos casos, someten el cuerpo a una situación similar a cuando compiten.

Pero hacer esto no es recomendable a personas que asisten regularmente al gimnasio o practican crossfit, este tipo de rutinas demandan mucha energía y hacerlo en ayunas puede perjudicarnos en vez de ayudarnos.

2. ¿Funciona la ayuna?

Esta estrategia debe ser supervisada por un profesional que nos asegure que podamos entrenar antes del desayuno, para ellos es necesario tener un preparamiento previo del cuerpo, que esté en óptimas condiciones para entrenar sabiendo que no tendrá reservas.

3. ¿Qué es lo recomendable comer antes y después del ejercicio?

Alimentos ricos en carbohidratos y fáciles de digerir antes de hacer ejercicio. Puedes incluir lácteos, que además de proteínas, vitaminas y minerales son fuente de calcio; frutas y cereales, que contienen hidratos de carbono y por tanto nos aportan energía para afrontar el día.

Después de hacer ejercicio deberás reponer los depósitos con alimentos que sean fuente de carbohidratos y proteínas, además de compensar las pérdidas de agua y sales.

 

En síntesis, entrenar en ayunas no es sinónimo de perder peso, lo aconsejable siempre será escoger bien qué desayunar para obtener un óptimo rendimiento.

 

manitos telefónica

El 60% de los usuarios valora negativamente el servicio de datos móviles

7

Vargas, a 20 años del deslave (Fotos del antes y el después)