Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Fallas con el suministro de diésel condena a la quiebra al sector construcción en Carabobo

Tres, cinco y hasta siete días. Ese es el tiempo que pasan en cola quienes deben surtir sus vehículos de diésel en Carabobo. Quienes son parte del sector de la construcción también se incluyen en este drama, porque el 100 % de sus maquinarias dependen de este combustible, cuyas fallas con el suministro está condenando a la quiebra total esta actividad económica.

Desde hace un mes, las colas en las estaciones de servicio de la entidad que surten gasoil son cada día más largas. Incluso, es una crisis que parece ser mayor que la de la gasolina en estos momentos.

Ya la construcción en Carabobo enfrentaba una paralización de más de 95 %, como consecuencia de la falta de políticas que incentiven el sector, con la destrucción de empresas nacionales como las cementeras y la siderúrgica, además de los inconvenientes derivados de los problemas para importación de materias primas e insumos.

El resultado es una caída consecutiva de 38 trimestres de este sector de la economía que movía alrededor de 250 mil empleos directos e indirectos en la entidad en sus mejores momentos.

Pero ahora el panorama es aún más oscuro. Entre las medidas de contención de la pandemia y las fallas con el suministro de combustible, la construcción está prácticamente paralizada por completo.

“Queremos reactivar las pocas obras que están en ejecución en Carabobo, pero ahora sin diésel es mucho más complicado porque toda nuestra maquinaria depende de ese combustible para funcionar”, expresó el presidente de la Cámara de la Construcción en la región, Germán Rodríguez.

A esto se suma que las fallas con el abastecimiento de gasolina retrasan las actividades administrativas de las empresas del sector, porque desde hace tres semanas comenzaron a hacerse más largas las colas, incluso en las estaciones de servicio que venden a precio dolarizado.

Exigen vacunación

Hay labores que no pueden apegarse a la medida del distanciamiento social. Es imposible ejecutar una obra de construcción a distancia, por lo que es vital que este, y el resto de los sectores productivos de Carabobo sean incluidos en el plan nacional de vacunación contra la COVID-19.

“En el sector de la construcción, que requiere mucho contacto, las tareas a distancia son complicadas, es evidente que necesitamos integrar este plan masivo de vacunación para que las pocas obras que se ejecutan en Carabobo no se paralicen”.

Es por esto que apoyan la propuesta de Fedecámaras como un aspecto fundamental para reactivar la economía nacional. “Vemos que hay una pequeña relajación entre la sociedad, pero ya vimos un pico muy preocupante con el tema de la pandemia, y mientras no exista plan de vacunación eso se va a repetir, complicando la reactivación económica”.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados