"Me desperté con el corazón arrugadito": Ajuste de la matrícula frustró el sueño de una joven universitaria

Ahora Estefanía ve lejos "el sueño de vernos graduados y con nuestro título en mano" porque el reciente ajuste en la matrícula de su universidad no le permitirá continuar sus estudios. 

estudiante universitaria

Estudiar durante horas en la biblioteca, pasar noches sin dormir y trabajar dentro de su casa de estudios fue hasta este lunes una rutina para una joven estudiante de la Universidad Santa María (USM).

Ahora Estefanía ve lejos "el sueño de vernos graduados y con nuestro título en mano" porque el reciente ajuste en la matrícula de su universidad no le permitirá continuar su formación académica.

"Hoy me desperté con el corazón arrugadito y un nudo en la garganta porque no encontraba la manera de mirar a mi mamá y decirle: Mami mi primer trismestre me sale casi en Bs. 10.000.000 y tengo siete días para pagarlo", narró la voz triste de Estefanía a Caraota Digital.

De acuerdo con testimonios de los estudiantes de la USM, el lunes por la madrugada se les dio un plazo de "siete días hábiles", a partir del 18 de mayo, para inscribir sus materias, y pagarlas.

Estefanía no fue la única afectada, desde este lunes, mensajes como "voy a tener que congelar el semestre", "no podré seguir estudiante" y "hasta aquí llegaron mis estudios" se intercambian entre los alumnos de la USM.

"Comencé a trabajar en la universidad desde hace más de un año para ayudar de cierta forma con los gastos en mi casa. Ellos cancelaban el 100% mi semestre a cambio de 5 horas de trabajo, pero ahora, de la noche a la mañana nos informan que nuestras becas serán reducidas y que solo nos exonerarán un 20%", continúo explicando Estefanía.

Rafael, otro exestudiante de la USM, agregó que "no han explicado como será el proceso de clases online, simplemente lo anunciaron, anunciaron el precio, y listo. La universidad no explicó".

La nueva tarifa -trimestral- ronda los 60 dólares al tipo de cambio en moneda nacional, es decir, los alumnos que pudieron asumir el cambio, tuvieron que gastar en su alma mater entre 12.600.000 y 14.000.000 bolívares.

"Con más de 100 días confinados en casa, muchas familias tienen una actividad económica casi nula, el dinero sólo alcanza para intentar llenar la nevera y la USM, implementa un sistema de clases virtuales, exigiendo un pago casi inmediato de 14 millones", puntualizó la estudiante usemista Mishelle Cequea.

"El Rey", Félix Hernández, tiene con qué para obtener números de Salón de la Fama

De la mano de la Cruz Roja, Greivis Vásquez se une a lucha contra el Covid-19