Cayó en junio el precio promedio de la gasolina en EEUU

Cayó en junio el precio promedio de la gasolina en EEUU porque la demanda está «floja», según expertos

Luis Alfredo Ledezma
Por Luis Alfredo Ledezma 3 Min de Lectura
3 Min de Lectura
En lo que va de junio cayó el precio promedio de la gasolina en EEUU, porque según expertos la demanda de este combustible estado más "floja"
Archivo

En lo que va de junio cayó el precio promedio de la gasolina en EEUU, porque según los expertos la demanda de este combustible ha estado más «floja» de lo esperado para la época.  

Específicamente, el precio promedio del galón de gasolina se ubicó al inicio de esta semana en $3.44, de acuerdo con la asociación AAA que rastrea los movimientos de esos precios en todo el país. 

LEA TAMBIÉN: IOWA DEFIENDE SU NUEVA LEY QUE PERMITE PRESENTAR CARGOS PENALES Y ARRESTAR A MIGRANTES INDOCUMENTADOS

En concreto, los precios bajaron de forma generalizada en las estaciones de servicio porque la demanda ha estado más «floja» y porque hay una enorme cantidad de suministros. 

«La demanda simplemente está algo floja», así lo recalcó Andrew Gross, portavoz de la AAA.  

«Tradicionalmente, antes de la pandemia, la demanda comenzaba a aumentar después del ‘Memorial Day’ (…) y ya no estamos observando que eso sea así», explicó el experto. 

De hecho, desde de la semana pasada, los datos de la Administración de Información de Energía mostraron que la demanda de la gasolina en los Estados Unidos bajó cerca de 8.940 millones de barriles por día.  

«Ese número te puede parecer enorme, pero antes de la pandemia el consumo se aproximaba a los 10.000 millones de barriles por día en este momento del año», explicó Gross. 

Cortesía

POSIBLES CAUSAS  

El analista Patrick De Haan, jefe de análisis de temas petroleros en GasBuddy, consideró que no es una sorpresa que los precios de la gasolina suelan bajar a inicios del verano.  

Según Univisión, explicó que esto sucede porque las plantas que producen gasolina habitualmente han terminado para este momento las labores de mantenimiento de fines de invierno y de la primavera. 

Destacó, que tal situación, lleva a que se produzca más combustibles como la gasolina.  

«Una vez que acaban los mantenimientos en las refinerías, aumenta la producción, y eso aporta al aumento en los suministros», dijo De Haan. 

Y esos mayores suministros, junto con el consumo flojo han hecho que la baja en los precios sea «un poco más notable este año», agregó. 

Compartir este artículo