Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Chefs de Miami abandonan los restaurantes para trabajar en casas

La mayoría de los chefs de Miami han tomado la decisión de trabajar como chefs privados, después que la pandemia pusiera en riesgo a la industria de la buena cocina.

Desde cocineros, hasta asistentes de chefs de restaurantes con buena reputación, han abandonado completamente los locales. Algunos han podido resolver y tienen un segundo empleo para sus días libres; pero muchos otros han renunciado definitivamente a los restaurantes.

Para algunos chefs que han trabajado durante años en establecimientos de comida, el cambio de cocinar ahora en casas ha sido una verdadera revelación. 

Chef Andy Bates. Foto cortesía: el Nuevo Herald

LA DEMANDA DE CHEFS POR ENCARGO ES CADA DÍA MÁS GRANDE

El presidente de la Asociación de Chefs Personales, Larry Lynch, tiene sus oficinas centrales en Orlando, e informó que su grupo cuenta con unos 1,000 miembros, de los cuales 260 se sumaron durante el año pasado, en medio de la crisis por la pandemia, la mayoría fueron chefs que se habían quedado sin empleo en aquel momento.

La organización dirigida por Lynch, ayuda a los chefs a conseguir trabajo, y también se asegura que absolutamente todos tengan licencias y certificaciones que hacen falta, seguros y se cerciora de que sigan estudiando.

Un chef de Miami, David Meléndez, tomó la decisión de convertirse en chef privado hace dos años (antes de la pandemia), y actualmente su compañía, Soflo Chefs está más ocupada que nunca. "Es mejor que estar cocinando de pie todo el día abrumado por un gran calor", aseguró mientras informaba que él y su equipo ganan entre $25 y $100 la hora.

Chef David Meléndez. foto cortesía: el Nuevo Herald

"LO QUE HICE FUE UNIR UNOS CON OTROS"

Michael Kaplan, fundó New Wave Hospitality, una organización para enviar chefs con empleos privados a las casas que los requieran. Kaplan vio la oportunidad de este negocio cuando trabajaba como chef privado para el multimillonario Nelson Peltz.

Cuando comenzó la pandemia, Kaplan tenía clientes importantes como David y Victoria Beckham, que buscaban ofrecer increíbles fiestas, pero no en restaurantes; y luego de que las autoridades sanitarias prohibieran comer dentro de restaurantes para evitar la propagación del virus, muchos chefs se quedaron sin empleo.

"El público tenía deseos de comer, y echaban de menos la costumbre de ir a restaurantes", afirmó Kaplan. "Encontramos muchos talentosos chefs sin trabajo, y familias que querían que les fueran a cocinar a la casa. Lo que hice fue unir unos con otros". 

En New Wave Hospitality un chef con experiencia puede ganar entre $100,000 y $150,000 anual, desempeñándose como chef privado para iniciar, además cuenta con el uso de un automóvil, habitaciones donde vivir y beneficios de salud, según el fundador.

NO ES SOLO PARA RICOS

"Ya los chefs no trabajan únicamente para los ricos y famosos", opinó Meléndez. "La gente busca en Instagram el plato que quiere. Se ha vuelto de moda tener un chef personal".

Meléndez afirmó que hay restaurantes exclusivos que cobran entre $200 y $240 en una cena para dos; y señaló que su empresa tiene paquetes económicos como uno que tiene un costo de $65 por persona.

EXPERIENCIAS DE OTROS CHEFS

Sasha Ariel Ullman, tiene 31 años y trabaja en restaurantes desde que tenía 14 años. Ha trabajado en algunos de los mejores restaurantes de Miami. Sin embargo, desde noviembre del año pasado decidió comenzar a trabajar únicamente como chef privada.

Chef Sasha Ariel Ullman. Foto cortesía: el Nuevo Herald

"Me gusta trabajar como chef en la cocina de un restaurante, pero también es un trabajo fatigante. De mucha tensión y estrés", aseguró Ullman. A causa de los cierres de establecimientos de comida por la COVID-19, Ullman está viviendo con una familia en los Hamptons y cocinando para otra.

"Siempre he pensado que trabajo en este oficio no por el dinero, sino porque me gusta. Pero este cambio me ha enseñado que puedo ahorrar dinero para mi futuro y al mismo tiempo hacer lo que me gusta", dijo.
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: MIAMI CUMPLE 125 AÑOS DE FUNDADA CON GASTRONOMÍA Y CULTURA

Melissa Sosa es otra chef y madre de un niño de 6 años, que se dio cuenta durante el año pasado que "iba en camino a la bancarrota", ganaba $15 por hora, y trabajaba entre 10 y 12 horas diarias en un restaurante de Brooklyn.

Cuando llegó el coronavirus y los establecimientos de comida comenzaron a cerrar, una amiga la llamó y le preguntó si consideraría regresar y trabajar como chef personal, así que Sosa voló desde Miami, hasta las Bahamas, según reseñó el Nuevo Herald.

Una vez en el lugar, cocinó en una casa de una isla para 15 personas de vacaciones por 7 días durante las fiestas de fin de año. Sosa confirmó que como chef privada gana $60 la hora. 

"Lo que gano en una semana, lo haría en un mes en un restaurante, sudando la gota gorda y sin parar", expresó Sosa, quien tiene 12 años de experiencia en el mundo gastronómico.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x