El silbido misterioso escuchaba una mujer y que la "volvía loca"

El caso de Dana: Un silbido misterioso la «volvía loca» y un año después descubrieron de que se trataba

Luis Alfredo Ledezma
Por Luis Alfredo Ledezma 2 Min de Lectura
2 Min de Lectura
Dana Pulciani confesó, que el origen de un silbido misterioso que escuchaba constantemente y la estaba "volviendo loca"
Cortesía

Dana Pulciani señaló, que el origen de un silbido misterioso que escuchaba constantemente y la estaba «volviendo loca», fue finalmente resuelto por los médicos.  

De acuerdo con la historia difundida por Today, al principio, Pulciani y su médico de cabecera pensaron que tenía líquido en el oído. Pero cuando el ruido persistió y se hizo más fuerte, empezó a preocuparse. 

LEA TAMBIÉN: TRAGEDIA EN EEUU: TORNADO SE COBRÓ LA VIDA DE UN NIÑO EN MICHIGAN Y OTRO DEJÓ CINCO HERIDOS EN MERYLAND

“Lo escuchaba las 24 horas del día. El ruido llegó a tal punto que no podía dormir en realidad porque era muy fuerte”, contó al mencionado medio de comunicación dicha mujer, quien ahora tiene 39 años y vive en Warrenville, Illinois (EEUU).  

“Durante 13 meses dormí entre dos y tres horas cada noche. Así de difícil era conseguir tranquilidad. Fue bastante difícil de sobrellevar. Me estaba volviendo loca”, sostuvo.  

Su desesperación fue tal, que empezó a hacer yoga tres veces por semana para intentar «calmar su mente». Pero esto tampoco dio resultados.

En diciembre de 2022, finalmente tenía una explicación para lo que le ocurría: tinnitus pulsátil, un subgrupo poco frecuente de tinnitus. 

TINNITUS PULSÁTIL 

El tinnitus pulsátil, que representa alrededor del 15% de los casos, suele ser un “sonido whoosh-whoosh” que los pacientes describen como si escucharan los latidos del corazón en el oído, así lo explicó Ali Shaibani, neurorradiólogo intervencionista de la Clínica de Acúfenos Pulsátiles Northwestern Medicine de Chicago. 

El galeno advirtió que se trata de una patología que, efectivamente, afecta la vida de quienes la padecen considerablemente.  

“He tenido al menos una paciente que estaba tan angustiada que tenía pensamientos suicidas”, explicó Shaibani. “La gente tiene problemas para hacer su trabajo porque dicen que el ruido es tan fuerte que es difícil mantener una conversación telefónica”, describió.  

Compartir este artículo