Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Inmigrantes que trabajan como jornaleros fueron vacunados en la Florida

El pasado 31 de marzo se produjo la vacunación, contra la COVID-19, de cientos de inmigrantes que trabajan como jornaleros en los sembradíos del estado de Florida.

El operativo de inmunización, realizado por la División de Manejo de Emergencias del estado, se registró en Immokalee, un poblado que se ubica al este de Naples, en el condado de Collier.

De acuerdo con el censo de 2010, esa localidad tiene una población de 24.154 personas. De ese total, más de 75% lo representan hispanos.

Muchos de ellos suelen trabajar como agricultores en los campos de cítricos, caña de azúcar y tomate.

Su día a día les obliga a exponerse al SARS-CoV-2, pues suelen vivir en grupo, bajo el mismo techo. También acostumbran a viajar amontonados en autobuses o camionetas.

Pese a esas realidades, hasta el pasado miércoles, no se encontraban dentro de los grupos priorizados por el Ejecutivo de la Florida.

Los criterios establecidos por el gobierno regional sólo permitían la inoculación de maestros y demás personal de las escuelas primarias y secundarias.

Esos mismos dictámenes autorizaban la vacunación de bomberos y policías de 50 años en adelante o de jóvenes con 18 o más años, que tuviesen enfermedades preexistentes y una orden médica.

Desde el despacho del gobernador Ron DeSantis también se instruyó la inmunización de individuos a partir de los 40 años, siempre y cuando pudiesen demostrar que son residentes del estado.

El problema con muchos de los inmigrantes que trabajan como jornaleros es que permanecen en Estados Unidos de forma irregular. Por ese motivo, no tienen permiso de residencia ni licencias para conducir.

Gremios como la Coalición de Trabajadores de Immokalee llegaron a rechazar que Florida no diera prioridad a los agricultores, tal y como sí ocurrió en otras 21 regiones de la geografía estadounidense.

Ese reclamo fue respaldado por Nikki Fried, actual comisionada de Agricultura y Servicios al Consumidor del estado. Desde diciembre pasado, la funcionaria había solicitado a Ron DeSantis incluir a los jornaleros dentro de los programas de inoculación.

De acuerdo con las estadísticas, en la entidad floridana existen 150.000 inmigrantes que se desempeñan como trabajadores del campo.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados