Robots en Brickell: el negocio de la comida por delivery se transforma (video)

Robots en Brickell: el negocio de la comida vía delivery se transforma (video)
Foto:

Una serie de robots le están cambiando la vida a los vecinos de Brickell. Son pequeños, tienen seis ruedas y están siendo utilizados para la entrega de comida.

Esto forma parte de un proyecto realizado por la "start-up" Reef Technologies, con sede en Miami,  creada en 2014, la cual está desarrollando un concepto que define como "vecindad dentro de la vecindad". Reseñó la agencia de noticias EFE.

Se conoció que esta empresa ha recibido 700 millones de dólares de inversión, en busca de convertir los miles de estacionamientos en EE.UU. en  "'hubs' de vecindad"; con el propósito de ofrecer diferentes servicios a las personas que viven en las cercanías.

Robots en Brickell: ¿Cómo funciona el negocio? 

En una parte del estacionamiento, que sigue funcionando como tal con un precio fijo de 10 dólares; se encuentran varios camiones de comida donde se preparan platos de once marcas de restaurantes muy conocidas que ya tienen contratos con Reef.

Cuando una persona en Brickell hace un pedido de comida de las marcas que tienen convenio con Reef, la orden se prepara allí y los robots son lo que hacen el transporte al cliente. 

Los robots, construidos por la también "start-up" Cartken, solo llevan los pedidos en un radio de media milla (unos 800 metros), explica el directivo de Reef Alex Meléndez.

Eso permite entregar un pedido en un máximo de media hora y abarata el coste de operación de Reef en un 47 %, un ahorro que la empresa traslada en descuentos a los clientes, dice Meléndez, que es de origen puertorriqueño y ecuatoriano y antes trabajó en Amazon.

Los robots, que son autónomos y cuentan con cámaras y sensores, tienen forma de cajón o arqueta con ruedas con una tapa que, una vez cerrada, solo puede abrirse con el código numérico que se le facilita al cliente que va a recibir el pedido.

También, indican que este proyecto a tenido un impacto importante, a propósito de la proliferación de los servicios delivery, por la pandemia del COVID-19.