Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

¿Por qué me duele cuando tengo relaciones?

Por la Dra. Carmen Mantellini 

Es un tema complejo, pero que increíblemente es más frecuente de lo que parece. Y es que muchas lo podemos padecer en algún momento de nuestras vidas, sin que por eso sea algo permanente.

Sin embargo, es un síntoma que debemos atender y ¿por qué?, porque si no lo hacemos a tiempo, puede llevar a dolor crónico y con el a la pérdida incluso del deseo sexual.

En medicina se le conoce como dispareunia y solemos distinguirla entre superficial o cuando ocurre al momento de la penetración y profunda, cuando duele como su nombre lo indica, profundamente. También diferenciamos a aquel dolor cuando aparece al terminar la relación, y es entonces una dispareunia tardía.

En líneas generales, la dispareunia superficial puede deberse a una infección ginecológica, que genera ardor y falla en la lubricación, suele mejorar cuando tratamos la infección. Si el problema de lubricación es por los cambios propios de la menopausia o por tratamientos médicos como por ejemplo aquellos medicamentos antiestrogénicos en las pacientes con cáncer de mama que lo ameritan, podemos resolverlo bien sea con estrógenos o andrógenos locales en el primer grupo o con humectantes vaginales, ricos en ácido hialurónico y propilenglicol, que favorecen la humedad local.

También es cierto que en algunos casos está relacionado con contracción de los músculos en la entrada de la vagina, en relación en algunos casos a historia pasada de abuso sexual o afecciones del nervio que inerva el área genital.

En relación al dolor profundo, suele estar relacionado a infecciones ginecológicas profundas, como por ejemplo en pacientes usuarias de dispositivos intrauterinos infectados, endometritis, etc. Como también a lesiones a ese nivel, entre las que podemos mencionar la fibromatosis uterina. Pero también hay causas menos complejas, como por ejemplo el dolor sólo en ciertas posiciones, relacionadas con la orientación del útero. Una vez evidenciando en el ecosonograma pélvico, ayuda a perder la ansiedad e incluso evitar esas posturas que generan molestia.

En relación al dolor que aparece al terminar las relaciones sexuales, puede deberse igualmente a infección profunda o a lesiones uterinas, entre otras.

Fíjate como las causas pueden ser tan variadas como su tratamiento, de ahí la importancia de acercarse a la consulta para tratar de identificarlas y es importante resaltar que pueden estar presentes varias al mismo tiempo por lo que su tratamiento será un poco más complejo y quizás prolongado.

La buena noticia es que suele resolverse, así que no lo dejes pasar y acércate a la consulta. Si tienes más dudas, te invito a visitar mis redes Twitter / Instagram como @dramantellini.

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados