Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¿Por qué tenemos ojeras? Causas y soluciones

Las ojeras son conocidas en términos médicos como Hipercromía Idiopática del Anillo Orbitario. No son más que la aparición de una coloración en tonos azulados, grises o violáceos debajo de los ojos que se forma por la dilatación de los vasos sanguíneos próximos a la piel de los párpados y por la producción y acumulación excesiva de melanina en esta región.

Se debe considerar que la piel de los párpados es muy sensible y que, con el inevitable paso de los años, suele volverse más delgada y tiende a ser más traslúcida. De esta forma, a medida de que se envejece, se notarán más las ojeras.

La Dra. Laura Blanco (@dra.pielsaludable), médico cirujano especialista en medicina estética, comenta que existen varios factores que determinan la aparición de las ojeras:

1. Herencia: lo más seguro es que si tus padres sufren de ojeras, tu también las presentes.
2. Raza: la mediterránea o la latina sufren de ojeras, debido a que tienen una mayor cantidad de melanina en la piel y se favorece la acumulación de la misma en la zona de los parpados, dándole un aspecto cansado a la mirada.
3. Trasnochos: los vasos sanguíneos dilatados debajo de la piel de los ojos le otorgan una coloración azulada e incluso verdosa, y cuando las personas se trasnochan se notan con mayor facilidad por la dilatación de los capilares.
4. Enfermedades: las alergias, eccema o conjuntivitis producen picor en los ojos y esto favorece la inflamación de la zona, con la consiguiente dilatación de los vasos sanguíneos y la acumulación de melanina.

Existen algunos consejos caseros para disminuir la apariencia de las ojeras. Algunos de ellos son:

- Mascarillas de pepino: otorga frescura a la mirada y reduce las ojeras. Para beneficiarte de las propiedades antiinflamatorias y refrescantes de este vegetal, pica un par de finas rodajas de pepino y aplícalas sobre tus ojos durante 25 o 30 minutos.
- Infusiones frías como de manzanilla, té verde, menta, hierbabuena. Prepara la infusión, déjala enfriar en la nevera y aplica en la zona de los ojos con un paño limpio o con un disco de algodón durante 25 minutos.
- Aceite de almendras: aporta a la piel de esta zona la hidratación que necesita para lucir luminosa y joven, además de que la desinflama y también previene la aparición de arrugas.
- Cucharas de metal frías: La aplicación de frío extremo activa la circulación sanguínea de la zona y reduce la hinchazón de las ojeras
Adicionalmente, existen otras técnicas que mejoran la apariencia de las ojeras como el láser Q-Switched Nd:Yag, conocido como láser tonin, que actúa básicamente en la acumulación excesiva de melanina en la piel, hecho que se traduce en una mejora de la coloración oscura y de las características generales de la piel.

“Las sesiones con este láser suelen realizarse una vez a la semana, requieren muy poco tiempo y no producen efectos secundarios. Es una técnica con una excelente tolerancia por parte de los pacientes y normalmente se realizan entre ocho y nueve sesiones de manera tentativa”, explica la Dra. Laura Blanco (@dra.pielsaludable).

A su vez, se cuenta con productos que se infiltran o se inyectan en la piel de esta zona y que actúan hidratando la piel, descongestionándola y recuperándola. De esta manera, se logra que la mirada se vea menos cansada y aporta un aspecto joven y radiante.

Para estos casos, también se recurre al Plasma Rico en Plaquetas y se han obtenido excelentes resultados, porque aumenta la proliferación de fibroblastos al igual que la síntesis de colágeno y de la matriz extracelular. Cuando se aplica esta técnica, únicamente se observa una leve inflamación local en la zona de infiltración, discreto edema y en algunos casos la aparición de hematomas en los sitios de punción, que tiende a desaparecer en una semana.

También puede recurrirse a la aplicación tópica de Peelings con Ácido Retinoico, el cual es útil en esta región porque se utiliza como un agente despigmentante que blanquea la zona. Entre sus acciones destaca la remoción de células muertas por abrasión, junto con una estimulación del recambio celular y de la síntesis de proteínas. Tras su aplicación se observa un aumento del factor de hidratación natural.

La Carboxiterapia es una de las técnicas más conocidas de la medicina estética, y es ideal para tratar las ojeras puesto que aumenta el aporte de oxígeno en los tejidos mediante un intercambio con el dióxido de carbono, que es entregado a las células de los párpados y rejuvenece la piel.

El láser de Erbio Yag se puede aplicar de manera segura en toda la región peri-ocular, obteniendo buenos resultados en la textura, coloración y arrugas finas. Los pacientes se recuperan rápidamente tras una sesión con Láser de Erbio Yag y los efectos secundarios son muy escasos, siempre y cuando sea operado por médicos calificados.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados