Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Relatos de una migrante: cuando te preguntan c贸mo es Venezuela

Actualmente me encuentro residenciada en Santiago, Chile. Trabajo para una empresa en la que entre unas de mis funciones est谩 atender a clientes. Siempre me consigo uno que otro que me pregunta sobre la situaci贸n de Venezuela y para ellos es inevitable comparar lo que nos sucede con lo que les ocurri贸 en el a帽o 1973.

Por: Estrella Sierra

En ese a帽o asesinaron al presidente Salvador Allende en el Palacio de La Moneda (para nosotros Miraflores) y tom贸 el poder el dictador Augusto Pinochet por m谩s de 15 a帽os. Los chilenos se solidarizan y nos dicen para subir el 谩nimo que 鈥渘ada dura para siempre鈥.

Cuando me toca turno en recepci贸n, hay clientes que me preguntan 驴C贸mo es Venezuela? Y en ese momento siento que viajo al pasado en una m谩quina del tiempo al pa铆s que recuerdo con alegr铆a, a la poca democracia que pude disfrutar, a los paisajes, a los fines de semanas con mis amigos y definitivamente al clima, eso es lo que m谩s extra帽o.

Fueron 27 a帽os de mi vida en Venezuela, c贸mo no querer so帽ar con regresar e imaginar que ser茅 parte de la reconstrucci贸n de mi pa铆s. Entre mis opiniones para esas personas que se interesan por conocer a mi amada tierra les digo: el clima es sabroso, de repente puede llover y a su vez salir el sol, lo que te hace disfrutar de los bellos colores del arco铆ris. Tambi茅n hay nubes que tapan el sol a mediod铆a y hay p谩jaros que cantan 鈥淐risto fu茅鈥, es como Dios hablando a trav茅s de ellos diciendo que todo estar谩 bien.

Venezuela es comerse una arepa 鈥渃alientita鈥 en el desayuno o una empanada acompa帽ada de una malta bien fr铆a, es almorzar un pabell贸n criollo o una cachapa con queso de mano, es juntarte en la tarde con cualquiera de tus amistades para comerte un helado o un caf茅 para 鈥減onerte al d铆a鈥 si es que tienen tiempo sin verse.

Mi pa铆s es de gente que as铆 como en todos lados o por lo menos Chile, espera un feriado para irse a la playa.

Eso s铆, se tiene que ir equipado con todo lo que se va a tomar y comer: refrescos, jugo, agua, snacks, pan de s谩ndwich (anteriormente la tradici贸n era rellenarlo con diablitos, jam贸n molido, pero luego de la grave crisis econ贸mica son muy pocos los que pueden darse este "lujo", al igual que con los refrescos).

Otra particularidad de nuestras playas es que siempre hay vendedores que te ofrecen delicias del mar a los que denominan entre otros como "vuelve a la vida", "rompe colch贸n", "levanta muertos". Respecto a dulce, lo mejor de todo es el helado en una concha de coco.

Venezuela es sacarle un chiste a todo lo malo que nos sucede y luego decir 鈥減or eso es que estamos como estamos鈥, es siempre tener una sonrisa en la cara, es utilizar dichos para todo: si no tienes dinero dices "estoy m谩s pegado que pantal贸n tubito", si te pasan cosas malas dices "estoy m谩s salado que la aleta de la sirenita", si los hombres ven a una mujer que es atractiva dicen que "est谩 m谩s buena que comer con las manos" o "est谩 como pescado frito" y hacen el sonido caracter铆stico de la sart茅n cuando ponen a fre铆r algo.

Levantarse temprano e ir al trabajo son como dos horas de camino (a menos que corras con la suerte de vivir cerca de donde trabajas, son pocos los casos). Lo m谩s chistoso es que en Chile si la distancia es de esos lapsos de tiempo, no vale la pena tomarlo. El pasaje es costoso. Mientras vas en el autob煤s puedes, incluso, ir todo el camino de pie y maniobrarte con los frenazos del chofer. Casi nunca consigues puesto, o s铆, en el motor de la camioneta. Usar transporte p煤blico en Venezuela es sin贸nimo tambi茅n de gritar a todo ga帽ote 鈥渆n la parada鈥 y como por lo general el ch贸fer no se detiene donde se le solicita, la gente le grita 鈥渕e vas a llevar a tu casa鈥.

Entre mis recuerdos de ni帽a y parte de la juventud, est谩 el ir a los supermercados y ver los anaqueles llenos de comida, hacer una cola normal solo para pagar lo que te ibas a llevar y no como ocurri贸 despu茅s, que te obligaban a llevar otros productos para poder adquirir dos kilos de harina de ma铆z.

En mi 茅poca el efectivo no se compraba, la moneda no se devaluaba a diario, el d贸lar ni se nombraba. Viajar era conocer otras partes de Venezuela. Si quer铆as ir a un sitio fr铆o te trasladabas a M茅rida; si lo que te gustaba era llevar sol y obtener un bronceado perfecto, ibas a Margarita o a las playas de Falc贸n o Carabobo; si t煤 anhelo era conocer desierto pues ibas a los m茅danos de Coro y si quer铆as adentrarte al mundo de la pel铆cula animada de Tarz谩n, tu destino era Amazonas. Tenemos paisajes para todos los gustos.

Venezuela tiene distintos sitios para ir a hacer turismo, es como la reconocida canci贸n que lleva su nombre, espec铆ficamente en la parte que dice: 鈥淪oy desierto, selva, nieve y volc谩n鈥, al seguir el tema musical dice que al caminar dejo una estela y es evidente que los chilenos la reconocen porque saben a simple vista que uno es venezolano. Hay algunos que se atreven a gritarte 鈥淰ENEZUELA鈥 y enseguida se me viene a la mente el concurso del Miss Venezuela, es como si te pusieran la banda que portan las participantes en ese momento. Es chistoso cuando eso pasa.

Octubre es la 茅poca del b茅isbol, all铆 somos enemigos todos. Yo soy de Valencia, estado Carabobo y por ende deber铆a 鈥渟eg煤n la gente鈥 ser del Magallanes (uno de los equipos) pero afortunadamente soy de los Leones del Caracas (otro equipo) y eso se lo debo a mi pap谩, que desde peque帽a me gui贸 por el camino correcto (quiz谩s algunos de los que lean este art铆culo dir谩n lo contrario). Ambos equipos son denominados como los eternos rivales, un partido de ellos es la paralizaci贸n autom谩tica del pa铆s. Y bueno equipo que pierda sabe que al d铆a siguiente viene el llamado 鈥渃halequeo鈥 (el bullying de estos tiempos). Por supuesto el ganador sale con la camisa y gorra que los representa como fan谩ticos. La mayor铆a de los estados en Venezuela tiene su equipo.

Los fines de semana de lluvias es quedarse en cama y dormir hasta que no te queden ojeras. O cuando se es ni帽o, es ponerte lo que sea y ba帽arte en la lluvia, pisar los charcos, saltar, re铆r, mirar al cielo y sin darte cuenta agradecer por ese regalo de la naturaleza. Buscar tobos, esperar que se llenen y lanz谩rselo a esos amigos que jugaban contigo. Luego al regresar a casa ten铆as que quitarte la ropa, ba帽arte y abrigarte para no agarrar ning煤n resfriado.

Los venezolanos somos gente que conoces a una persona hoy, y ya al d铆a siguiente es el padrino del hijo que tengas, ya es pana, ya es tu hermano de alma y hasta lo invitas a las reuniones familiares. Tener un vecino es saber hasta que tiene en su nevera, la confianza es tanta que llegas a su casa y le pides que te de almuerzo porque tienes hambre. En la urbanizaci贸n en la que vives o viv铆as, conoces a toda la cuadra, aqu铆 en Chile con suerte conoces a alguno. Solo te lo consigues en el ascensor y hasta all铆 llega la relaci贸n, solo de vista.

La noticia de un embarazo en Venezuela transcurre de dos formas, si es ni帽o se toma cerveza y si es ni帽a vino. Pero de que se celebra se celebra. Pase lo que pase es momento de alegr铆a, la tristeza poco exist铆a en mi tiempo, solo si se mor铆a un familiar. Sin embargo, ahora ese sentimiento es otro, es ver c贸mo poco a poco vas perdiendo a tu pa铆s y tienes las manos atadas, porque nada se puede hacer.

Un venezolano se reconoce porque da los buenos d铆as, buenas tardes y si no lo hace es 鈥渃havista鈥 para hacer referencia a que no tiene educaci贸n. A un venezolano cuando come mucho le dicen 鈥渃uidado con una espina o c贸mete algo鈥, si te pide agua y le das poca te responde 鈥渃uidado y me ahogo鈥 y si le das muchas te dice 鈥渢ampoco soy tan lambucio鈥 (palabra coloquial venezolana para indicar que una persona come a deshora y la comida de los dem谩s).

La bendici贸n para el venezolano es vital, si entra, sale o recibe la llamada de alg煤n familiar tiene que pedirle la bendici贸n o sino es una falta de respeto. As铆 dec铆a mi abuela cuando uno se molestaba con ella y no se la ped铆a, una vez me coment贸 que pod铆a arrepentirme de no hacerlo. 鈥淨uisiera yo poder pedirle la bendici贸n a alguien, ya a esta edad no tengo a quien鈥, me expres贸 uno de esos d铆as que ve铆amos la televisi贸n, yo en la mecedora y ella acostada en su potrona.

Somos personas conversadoras y como muestra estoy yo, contando como son las cosas en mi recordada Venezuela. Sus sitios, su gente, es revelar el alma y amor que uno le tiene a su tierra. Hasta que te toca regresar a la realidad y hay que decirle a ese cliente, tiene lista su factura. Nos vemos en su pr贸xima compra. Es como cuando explotan un globo y despiertas de golpe.

ads
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en L铆nea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

ads

Art铆culos Relacionados