Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Salud convertida en miseria: entre moscas se hacen diálisis en Carabobo

Las moscas van y vienen, se paran encima de todo, incluso de los aparatos y se pasean por los tubos y mangueras por donde pasa la sangre. Con abanicos de papel los propios pacientes tratan de ahuyentarlas, pero es difícil sin un sistema de aires acondicionado que funcione en la Unidad de Diálisis del Centro de Valencia, donde la miseria se pone de manifiesto de muchas maneras.

Mientras se cumplen los tratamientos, los familiares esperan afuera por tres o cuatros horas, en sillas incómodas y con la preocupación en aumento. Esta vez les pidieron que llevaran gasas y adhesivos porque en el lugar no hay inventario. Y eso se suma a los medicamentos para controlar la enfermedad, lo que causa un gran impacto económico que agudiza la crisis.

"Los aires acondicionados adentro no sirven, y eso les hace falta a ellos cuando los dializan. Hay problemas con las moscas, ahorita por el invierno. Un desastre, como todo", relató Luis Medrano, hijo de un paciente que recibe el tratamiento desde hace dos años que se han traducido en una constante agonía. "Es angustiante cuando no podemos dializar a mi mamá porque se va la luz. Eso me da mucho miedo porque su vida se pone en riesgo".

Son 600 pacientes los que en la entidad se someten a tratamientos de terapia sustitutiva. De ese número, 32 son niños que esperan por trasplante de corazón, riñón, pulmón o hígado, de acuerdo a las cifras de Alfredo Cáceres, coordinador regional de la fundación Amigos Trasplantados de Venezuela.

Y lo peor es que no hay solución en puertas. "El 1 de junio se cumplieron dos años de la nefasta paralización del programa nacional de trasplante y procura de órganos cadavéricos que le permitían a los pacientes con diálisis pasar a a esa nueva oportunidad de vida".

Este 6 de junio se conmemora el Día Mundial del Paciente Trasplantado y en Carabobo es una fecha está llena de fatalidad. "No hay alternativas posibles para que los pacientes puedan optar por un programa de donación de órgano.

En 2014 el régimen creó una figura llamada Fundavene que suspendió política de donación, y tenemos cifras muy lamentables de la paralización casi total en el ámbito de la salud pública de los trasplantes de órganos, que solo hacen algunos lugares privados con costos dolarizados".

Jesús Beltrán ya tiene seis años sometiéndose a diálisis luego de que sus riñones dejaran de funcionar como consecuencia de sus problemas de la tensión. Él necesita al menos un riñón. "Pero nunca he sido beneficiado porque somos de escasos recursos y no tenemos ni para hacerme unos exánimes".

Por su condición no puede ni trabajar como chofer de carga pesada, que es a lo que se dedicaba antes del diagnóstico.

La vida de los familiares también ha cambiado. David tiene 13 años y los últimos nueve ha dependido de la diálisis. Su madre, María Campero, lo dejó todo para poder atenderlo. "El tratamiento de él es cada tres horas todos los días, por eso es imposible poder trabajar. Así que mi vida es estar a su lado".

ads
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

ads

Artículos Relacionados