Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Array

Gobierno chino enfrenta escasez de camas para los más de 28 mil casos de coronavirus

La ciudad de Wuhan, foco del brote de coronavirus, lucha desesperadamente por disponer de más recursos para combatir la epidemia, que afecta ya a más de 28.000 personas en China.

El vicesecretario del Partido Comunista de China en Wuhan, Hu Lishan, reconoció que no hay suficientes camas en los hospitales de la ciudad para atender a todas las personas infectadas o sospechosas de tenerla, destacó AFP.

Los 28 hospitales de Wuhan designados disponen de un total de 8.254 camas, insuficientes para atender a los 10.117 casos confirmados hasta en la ciudad, sin contar a las personas que se sospecha que podrían estar contagiadas.

El país está en una suerte de cuarentena "de facto" y con la respiración contenida, pero la situación en la ciudad de Wuhan (y por extensión en la región de la que es capital, la provincia centro-oriental de Hubei) es, con mucho, la más complicada de todas.

De los 3.964 casos nuevos registrados durante este 6 de febrero en China, casi 3.000 corresponden a Hubei, y más de la mitad de ellos a Wuhan.

Mientras que 70 de las 73 nuevas muertes en todo el país se han registrado en esa provincia, 52 de ellas en su capital.

Personal médico sin poder comer ni ir al baño

Los testimonios recogidos por la prensa local sobre la situación de los hospitales en Wuhan son estremecedores.

El director de medicina aguda del Hospital Universitario Centro Sur de Wuhan, Peng Zhiyong, aseguró al diario digital privado Caixin que el personal sanitario de su centro está saturado y que en ocasiones deben trabajar sin comer, beber o ir al baño ya que no hay trajes protectores de sustitución para cambiarse durante el turno.

En su hospital, que trata a 150 pacientes, nadie se ha cogido un día de descanso desde el 7 de enero. Desde que la epidemia se agravó ninguno va a casa, y duermen en un hotel cercano o en el propio lugar de trabajo.

Algunas informaciones de medios chinos que hablaban de la falta de recursos en Wuhan y afirmaban que algunos pacientes morían en casa sin poder ser atendidos han sido censuradas, según denunció ya Amnistía Internacional (AI).

Preguntada por Efe sobre la posibilidad de que las víctimas puedan morir en su casa y ser más que las oficiales, la portavoz del Ministerio de Exteriores, Hua Chunying, aseguró que se trata de "rumores y mentiras sobre la epidemia, que son peores que el virus mismo".

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados