Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Cómo celebraron los maracuchos el día de su santa patrona en medio de la pandemia

Este 18 de noviembre se celebra la festividad de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, un evento que genera la movilización de miles de venezolanos. Sin embargo, el país es golpeado por la pandemia de coronavirus que ya cuenta con más de 98.000 casos y 850 fallecidos, por lo que, sin lugar a dudas, fue una fiesta de La Chinita fuera de lo común.

A pesar de las medidas de aislamiento, la reliquia de La Chinita recorrió los municipios aledaños a la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá. Así pues, los ciudadanos pudieron observar a la Santa Madre, pero respetando los protocolos para prevenir el contagio del coronavirus

El medio de comunicación Panorama reseñó el paso de La Chinita por Maracaibo, Las Delicias, El Milagro, avenidas Guajira y Fuerzas Armadas, zona oeste. “Que viva la Virgen”, decían entre aplausos y emoción los feligreses, quienes salieron de sus casas para saludarla y recibir su bendición.

El estado Zulia celebró los 311 años de la aparición de la Virgen de la Chinita y la pandemia no evitó que los feligreses la admiraran. Mujeres y niños se tomaron unos minutos para verla pasar por calles, en su María Móvil, mientras era escoltada por funcionarios militares y policiales.

También se llevó a cabo la misa de La Chinita

La misa de La Chinita se suele llevar a cabo a las 5 de la tarde, pero, en medio de una nueva realidad de pandemia, se efectuó a las 8 de la mañana. Posteriormente, inició el recorrido de la santa patrona por la capital zuliana, afectada regularmente por fallas eléctricas y escasez de gasolina.

La ceremonia se transmitió desde la mañana de este miércoles, a través de la radio y plataformas digitales. De esta forma los ciudadanos no corrieron el riesgo de contagiarse para observa la reliquia de Chiquinquirá.

María Cárdenas se cruzó con “La Chinita” en una tablilla que llegó flotando en el Lago de Maracaibo y que actualmente está en la Basílica. Desde entonces, los ciudadanos la han responsabilizado por decenas de milagros, por lo que cada año, y a pesar de una pandemia con millones de contagios, los feligreses se mantienen fieles a la Santa Madre de Chiquinquirá.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados