Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Condenan a 30 años de cárcel a dos funcionarios de la Dgcim por homicidio del capitán Acosta Arévalo

La justicia venezolana condenó este viernes a 30 años de cárcel a los funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), Ascanio Antonio Tarascio y Estiben Zarate Soto, por el homicidio calificado del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo.

Alonso Medina Rosa, abogado defensor de la familia de Acosta Arévalo, informó sobre la decisión del Tribunal 12 de juicio del Área Metropolitana de Caracas. Ambos funcionarios fueron declarados culpables de tortura y homicidio calificado.

“Tribunal 12 de Juicio, condena a 30 años de prisión a Ascanio Antonio Tarascio y a Estiben Zárate Soto, ambos adscritos a la Dgcim por considerarlos responsables del homicidio calificado y torturas, en contra de Rafael Acosta Arévalo”, sostuvo.

Captura de pantalla de la publicación de Medina Roa en Twitter (@medinaroaalonso)

Este viernes culminó el juicio por el homicidio y las torturas que sufrió Acosta Arévalo, quien murió el 29 de junio de 2019. El capitán pereció por un un edema cerebral severo por una insuficiencia respiratoria agua, además se sufrir un politraumatismo generalizado

DÍAS DE TORTURAS

Acosta Arévalo, capitán de corbeta de la Armada venezolana, fue detenido el 21 de junio de 2019 y, de acuerdo a activistas de derechos humanos, sufrió una desaparición forzosa. El mismo día otros siete militares y policías activos y retirados resultaron capturados.

El 26 de junio, la administración Maduro confirmó la detención y acusó a Acosta Arévalo de “terrorismo, conspiración y traición a la patria”. En tal sentido, lo señalaron de organizar un golpe de Estado que “incluía la muerte de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: "LE ECHARON ÁCIDO EN LAS CORTADAS": LAS DURAS TORTURAS QUE VIVIÓ ACOSTA ARÉVALO, DENUNCIADAS POR SU ESPOSA

Imagen: ABC

Dos días después una comisión de la Dgcim llevó a un tribunal militar a Acosta Arévalo, quien estaba en silla de ruedas y con indicios de tortura. El capitán tenía excoriaciones, poca sensibilidad en las manos, inflamación en los pies, rastros de sangre y lesiones en el torso.

Puesto que no podía mover las manos y los pies, ni hablar o levantarse, el juez ordenó que lo trasladaran al Hospitalito de Fuerte Tiuna. Finalmente, Acosta Arévalo murió en la madrugada del 29 de junio en el centro de salud.

3 COMENTARIOS

  1. Todos estamos claros que estos chivos expiatorios estaban cumpliendo ordenes, también sabemos que estos 30 años de prisión es PURA PANTALLA y que en varios días los dejan salir de la cárcel y que vivan mas afuera que adentro, también sabemos que en poco tiempo, le dictaran medidas sustitutivas o casa por cárcel, así que a nadie engañan.

  2. Y falta la cadena de mando porque como militares ellos tenían conocimiento de esas torturas. Sabemos que todo es para dar respuesta al CPI en La Haya y hacer "creer" que estan actuando contra los delitos que investiga el Fiscal Karin Khan de la CPI, pero esto no kea funcionará a esta cuerda de genocidas, narcotraficantes y violadores de DD.HH.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados