Conflicto en Apure es considerado por Guaidó como "consecuencia de la guerra de Maduro contra el país”

0
46
Juan Guaidó / Foto de archivo, cortesía Voz de América

Juan Guaidó se pronunció este sábado sobre los afectados del conflicto armado que se registra en el estado Apure. Para el dirigente, las víctimas de los enfrentamientos son una consecuencia de la “protección”, como la calificó, que da el gobierno chavista a grupos irregulares en territorio venezolano.

Guaidó indicó en su Twitter (@jguaido) que los militares fallecidos y los venezolanos desplazados son responsabilidad de la actuación del gobierno chavista. En tal sentido, aseguró que Nicolás Maduro lleva a cabo una “guerra contra el país” y la solución será el retorno de la democracia a Venezuela.

“Consecuencia de la guerra de Maduro contra el país: soldados y venezolanos desplazados son víctimas de la protección de la dictadura a grupos irregulares en nuestro territorio. La solución no será ocultándolo y apresando a periodistas, será ejerciendo soberanía y en democracia”, afirmó.

En la actualidad se llevan a cabo operaciones de la Fuerza Armada Nacional (FAN) en contra de grupos irregulares en Apure. Algunas versiones alegan que los enfrentamientos son con disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), los cuales no acataron las órdenes de Jesús Santrich e Iván Márquez, líderes de la organización.

Guaidó y miembros de la comunidad internacional alegan que el gobierno chavista brinda protección a los disidentes. “Están claramente protegidos por la dictadura de Maduro, pero ellos saben que están en la mira”, dijo Iván Duque, presidente de Colombia, el pasado 18 de marzo.

Víctimas de los combates en Apure

El Ministerio de Defensa del gobierno chavista confirmó hasta la fecha la muerte de cuatro militares venezolanos en los enfrentamientos. Sin embargo, periodistas y activistas de derechos humanos en el sector, denunciaron la muerte de otros dos uniformados en un incidente con un mortero.

Los enfrentamientos entre la FAN y las Farc convirtieron a la región fronteriza en una zona de conflicto armado. Por ello, provocó una grave situación humanitaria, en la que más de 6.000 ciudadanos tuvieron que desplazarse, la mayor parte hacia Colombia, según advirtió Fundaredes.

Tarazona aseveró que los venezolanos temían regresar a sus hogares y destacan qque no pertenecen a ningún grupo “subersivo”. “El mayor temor es frente a la actuación perversa de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes), refugiados en Arauquita a orillas del Río Arauca”, explicó el defensor de derechos humanos.

Por su parte, la Asamblea Nacional electa en 2015, presidida por Juan Guaidó, denunció violaciones de derechos humanos en Apure. “(Se registró) el uso discriminado de armas de fuego contra una población desarmada”, indicó.