Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

CONOZCA - La historia de horror y desatención del bolivarense Carlos Cabello, fallecido por Covid-19

La periodista Maryorin Méndez presentó la noche del pasado martes 7 de julio una versión diferente sobre Carlos Cabello, paciente fallecido por Covid-19 en el estado Bolívar a la anunciada por Jorge Rodríguez en el balance del pasado 4 de julio.

Mientras Rodríguez aseguró que Cabello era un hombre "obeso, hipertenso y diabético", Méndez indicó que en un contacto con la familia el paciente era una persona de apariencia sana que pasó sus dos última semanas de vida de "hospital en hospital" solicitando atención.

La historia de Carlos Cabello

Carlos Cabello, era un hombre de 52 años que trabajaba para la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

Su familia relató que tras sentir malestar, lo llevaron a tres hospitales y en ninguno recibió atención. Finalmente la familia logró contactar a un médico que realizara un diagnóstico en casa, el profesional indicó que le paciente debía realizarse la prueba de Covid-19  debido a los síntomas que presentaba.

El resultado de la prueba rápida dio positivo tanto para Cabello como para su familia, la prueba PCR fue enviada a Caracas.

El reto: conseguir un hospital

La familia de Cabello decide llevarlo hasta a Uchire, en Unare, donde lo hospitalizan, sin embargo horas más tarde sería trasladado a otro centro de salud en Puerto Ordaz luego de que el mismo quedara anegado por motivo de fuertes lluvias en la zona. 

Los retos familiares

Su familia debía cocinarle las tres comidas para hacer un viaje al día por los problemas de gasolina en el estado. En una de las entregas le informaron que no había oxigeno y debían trasladarlo a otro hospital.

Una de sus hijas es médico, luego de averiguaciones de la existencia de insumos en el centro de salud  y una pelea, logra conseguir oxigeno para su padre pero tuvo que acceder al mercado negro a comprar un regulador.  

Las acciones de Carlos 

La madrugada del pasado 3 de julio, Cabello se comunicó con su hija indicado que se sentía "como infartado" y que no había un médico en el lugar.

Camino al hospital su hija logra que lo atiendan y le informan que presuntamente su padre tenía un ataque por el encierro, argumentando que Cabello quería escapar del centro de salud. 

La llamada que recibió minutos después correspondía al anuncio formal del fallecimiento del paciente.

La familia esperaba que como trabajador de la CVG se encargaría de todos los gastos funerarios, sin embargo autoridades del cementerio informaron que los fallecidos por Covid-19 debían pagar $100 extra.

Empatía en cuarentena 

Vecinos y amigos se alejaron de la familia por temor a contagiarse temiendo contagiarse, incluso a los más jóvenes de la familia les niegan la venta de alimentos calificándolos como "transmisores del virus".

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados