Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¡Desidia! Falta de tratamiento causó muerte de más de 30 niños con cáncer en Carabobo

Jesús David no para de sonreír. Al conocer su historia, muchos pensarán que le sobran razones para estar triste, pero no, él no se deja abatir. Tiene 12 años y en enero fue diagnosticado con un tipo de cáncer en una de sus piernas llamado sarcoma de Ewing. Su vida y la de su cambió para siempre.

Él trata de mantenerla siempre con el ánimo en alto, y ella no hace otra cosa que evitar que su hijo sea parte de la dramática estadística de niños muertos por esta enfermedad.

Ellos viven en Mariara, una población del municipio Diego Ibarra, al oriente de la entidad y en ocasiones, por la crisis del transporte público, deben caminar largos tramos.

"Me lo monto en chuquito y caminamos hasta el hospital", relató Nairet Hernández, su madre.

Jesús ya fue operado dos veces, le retiraron el sarcoma, recibió radioterapia y aún le faltan seis ciclos de quimioterapia para los que no tienen el dinero que se necesita.

"Todo comenzó con un dolor en la pierna. Ha sido muy fuerte porque esto no me lo esperaba, solo le pido fuerzas a Dios y mi hijo también me las da cuando me ve decaída", dijo con lágrimas que intentaba ocultar.

La realidad de las familias con niños con cáncer es cada vez más dura.

"Ellos deben enfrentarse a la noticia de la enfermedad, lidiar con la búsqueda de medicamentos, conseguir un lugar para los tratamientos, evitar atrasos con las terapias y hacer de todo para que no se infecten. Es muy fuerte", indicó la presidenta de la Fundación de Niños con Cáncer de Carabobo (Fundanica), Alejandra Álvarez Franco.

Para Carmen Freites tampoco ha sido fácil. Su hija Ahillen, de dos años, padece de un tipo de cáncer en uno de sus ojos. Ya fue operada, pero necesita realizarse radioterapia que cuestan más de mil 500 dólares que no tiene. "No se qué haré", expresó consternada.

Ella también lucha para que su hija no incremente las estadísticas que ya dan cuenta de 32 niños fallecidos durante lo que va de año. "El año pasado teníamos 150 pacientes en Fundanica, ahora solo son 76 y eso es muy grave", aseguró Álvarez Franco.

La unidad de hospitalización oncológica pediátrica del Hospital Universitario Dr. Ángel Larralde se encuentra en pésimas condiciones. No hay insumos médicos ni el personal necesario para atender a los niños. Es por eso que de ocho camas disponibles solo hay una ocupada. "Los padres prefieren irse del país a buscar los tratamientos o hacerlo en centros privados a altos costos".

Fundanica también está en crisis. El calendario con el que se financiaban por un año fue lanzado recientemente pero con poca expectativa debido a que saben que lo recaudado solo les alcanzara para un mes en esta oportunidad.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados