Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Desorden y desinformación: Las claves de la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19 en Carabobo

El mensaje que llegó al celular de Julio Arellano es claro. La primera dosis contra la COVID-19 le correspondía el sábado 26 de junio. Así que fue a las 7:00 a.m. al Parque Recreacional Sur de Valencia y no solo se encontró con una gran cola, sino con la negativa rotunda del personal del lugar de atenderlo.

Como él, todos los que fueron por la vacuna fueron rechazados. “Nos dijeron que debíamos intentar pedir otra cita”, pero ante la insistencia del grupo mayor a 300 personas, les dieron un cartón en el que le anotaron que debían volver el 13 de julio.

Fue todo un desorden. El argumento empleado fue que desde ese sábado solo se colocaría la segunda dosis a quienes les correspondía y la incertidumbre se instaló en los carabobeños que aún no han recibido el mensaje para ser vacunados. “Seguro les van a poner la cubana a ellos”, expresó Julio.

Pero la desinformación sigue reinando. Durante la mañana del lunes acudieron al sitio quienes tenían cita para la primera dosis y los que ya tenían en sus manos el cartón desde hace 21 días en el que se lee claramente que les corresponde la segunda.

La estrategia cambió. “Atendieron a los de la primera dosis y después a nosotros”, expresó un representante del sector salud que estuvo más de 12 horas en la cola hasta que lo hicieron pasar.

Este martes la historia fue otra. Quienes se colocaron la primera dosis en la plaza Cristóbal Mendoza de El Viñedo, punto que fue eliminado sorpresivamente hace dos semanas, fueron rechazados en el Parque Recreacional Sur para la segunda y les dijeron que debían ir a la plaza Fabián de Jesús Díaz de Prebo, al otro extremo de la ciudad.

"Nos hicieron perder el tiempo. Estábamos desde las 5:00 a.m. en cola y después tuvimos que venir para acá".

Pocos centros de vacunación

El problema es evidente. Hay mucha demanda y poca oferta. Los centros de vacunación establecidos en Carabobo son insuficientes. En Valencia solo funciona el del Parque Recreacional Sur, que es el que concentra a la mayor cantidad de personas a quienes les aplican la Sinopharm, mientras que en la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET) colocan un promedio de 250 dosis al día de Sputnik, a la tercera edad que recibe el mensaje a través de la plataforma Patria.

En la sede del Instituto Carabobeño para la Salud (Insalud), que depende de la administración de Rafael Lacava, también administran dosis, pero se desconoce de cuál y a quiénes.

El otro mega centro que estaba habilitado, en la Plaza Cristóbal Mendoza de El Viñedo, fue cerrado sin ningún tipo de argumento.

Desde la sociedad civil son varias las propuestas que se han hecho pero que no son escuchadas. Hay quienes plantean que la jornada de inmunización se haga en los centros electorales, y que cada quien vaya al que le corresponde, mientras que otros sugieren que se haga en espacios como la Universidad de Carabobo, las plazas y hasta se establezca por parroquias para que sea más efectivo.

La directiva del Colegio de Enfermería de Carabobo ya advirtió que se necesita entre 16 mil y 18 mil dosis diarias para inmunizar a los carabobeños este año, con la instalación de 20 mega centros.

En poblaciones más lejanas del estado, como en los municipios de los Valles Altos, donde se ha reportado un fuerte brote de la COVID-19, apenas este martes se habilitó el proceso de vacunación en algunos Centros de Diagnóstico Integral (CDI) de Miranda y Montalbán, con prioridad para adultos mayores y personas con discapacidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados