Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

"La casa de los sueños", el lugar donde la Dgcim tortura a los presos políticos

Como todo régimen, sus fuerzas de inteligencia representan el primer elemento represor contra la disidencia. Maduro ha usado a la Dirección General de Contrainteligencia Militar como su brazo torturador y para ello ha dispuesto lo que ellos denominan "La casa de los sueños", un conjunto de celdas donde mantienen detenidos a los presos políticos.´

Pese a que la sede de la Dgcim en Boleíta no está diseñada para tener personas privadas de libertad, los sótanos se han convertido en los lugares predilectos para instalar los calabozos.

Recientemente fueron cambiados los custodios del lugar, según informó la periodista Sebastiana Barráez en un artículo para Infobae. Los nuevos agentes encargados de vigilar la zona se han mostrado sorprendidos por las "monstruosidades" que observan en el lugar.

"Es un infierno. Ahí la gente tiene que volverse loca... Tiene dos niveles: en la planta alta hay 14 celdas y un área de baños con seis duchas. La planta baja tiene dos celdas, una oficina y un salón. Todo eso está en el ala oeste del sótano 2 del edificio", le comentó a la comunicadora un oficial

Las celdas tienen 2.50 por 1.90 metros con una litera de cemento, poceta y un pequeñísimo lavamanos.

 “Eso es un trato muy indigno sobre todo para los militares que en realidad no han cometido delitos más que no obedecer las órdenes de este Gobierno”, le comentó la fuente a Barráez.

Entre los nuevos carceleros llegaron algunos muy jóvenes a quienes les ha resultado atroz lo que sucede allí con los detenidos.

“Esto da miedo. Estoy muy arrepentido de que me haya tocado ese lugar. Y no solo yo, hay varios que dicen lo mismo. Hay gente muy mala, si usted viera cómo tratan a esos presos, sobre todo a los que también son militares y los enviaron al complejo de celdas nuevas... Quiero irme. Uno tiene miedo hasta de mirar".

A parte de estas condiciones, a los detenidos no se les permite tener electrodomésticos, libros, ni lápices "con la clara intención de reducirlos al nivel primitivo". Tampoco pueden respirar aire puro o recibir sol.

"Los cuadros de hipertensión, ansiedad, problemas de circulación y diabetes se han agravado por las malas condiciones de ventilación. Además el prolongado encierro y las condiciones de hacinamiento han ido generando problemas en la psiquis de los detenidos, con cuadros depresivos", comentó Barráez.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados