Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

El misterioso culto que pudiera estar detrás de la desaparición de familias en Táchira

Las montañas Santa Ana del Valle en el municipio Jáuregui del estado Táchira han estado envueltas en un gran misterio durante los últimos días. Estos terrenos, aparentemente tranquilos, han sido el epicentro de misteriosas desapariciones en torno a un culto.

Las más recientes víctimas, fueron integrantes de la familia Luna Roa con nueve miembros desaparecidos.

Los hechos transcurrieron el pasado 2 de septiembre por la noche, momento en el cuál, autoridades y medios de comunicación se presentaron en el lugar.

La familia cuenta con un negocio en el lugar. Una joven que no acudió al retiro espiritual señaló que no puede hablar mucho por recomendación de los cuerpos policiales.

La versión más repetida entre los locales es que un grupo de más de 20 personas el día 22 de agosto salió a las montañas. Nadie precisa cuál camino tomaron. Iban a un supuesto retiro, guiados por una señora. Llevaron mucha comida y colchonetas.

POSIBLE CULTO DEL FIN DEL MUNDO

La principal sospechosa por la desaparición es Rosa Edilia García de 57 años de edad, señalada por su fanatismo religioso.

También se encontraban en la expedición integrantes de las familias García, Peña y Serrano. Siendo la familia García, conformada por seis adultos y un niño, parientes directos de Rosa Edilia.

Los allegados a los desaparecidos se pronunciaron sobre Rosa Edilia. “Hablaba del fin del mundo, lo mandaba a uno a confesarse. Notamos que algo no estaba bien”, dijo alguien cercano a su entorno.

Yoirys Sosa, corresponsal de Unión Radio, entrevistó a varias personas del lugar, que relataron que estos venezolanos pensaban que el mundo se acabaría y debían subir a una montaña para evitarlo.

LEA TAMBIÉN: EL CASO FERRER: VENEZOLANA DESDE CHILE ACUSA A SU MADRE DE MATAR A SU HERMANA Y SIMULAR UN SUICIDIO

“El párroco de la Iglesia del Espíritu Santo (Santo Cristo de la Grita) manifestó que una señora llamada Rosa, había pasado por casa de los vecinos en actividades que calificaba de carácter religioso, pero que eran de fanatismo, infundiendo miedo y esta hipótesis del fin del mundo”, acotó.

"Muchos de los desaparecidos asistían a actividades carismáticas católicas en las cuales las autoridades de la iglesia les pidieron reconsiderar sus acciones al no estar atadas a los principios del catolicismo",  señaló.

La mujer trabaja vendiendo pasteles en una especie de panadería. Sin embargo, el lugar lleva varias semanas cerrado.

Rosa Edilia se había retirado hace años de los grupos católicos y había formado su propia asociación, teniendo compañeros en Santa Ana del Valle y La Grita, las dos zonas donde se fueron al mencionado retiro.

Aunque las autoridades no descartan que se trate de un viaje debidamente planificado y muy pronto regresen todas las familias a sus hogares.

 

ads

LO QUE ES TENDENCIA

ads

Artículos Relacionados