Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Escasez de gas obliga a los venezolanos a usar estos peligrosos métodos para cocinar

El desplome del sistema económico y de los canales de distribución en el país han generado una situación de desabastecimiento de muchos rubros necesarios para la calidad  de la vida diaria, entre ellos el gas doméstico.

Hoy en día, en muchos estados del país existen fallas en el suministro de este servicio, lo que ha obligado a las personas a ser ingeniosos para cocinar. Unos recurren a la leña, otros a las cocinas eléctricas, pero otros tanto a la de gasoil, carburante que los especialistas advierten puede generar graves daños a la salud.

Respirar vapores de combustible durante un largo período puede aumentar la presión sanguínea y dañar los riñones, según explicó que el médico internista Oscar Noguera.

Detalló que según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) el contacto repetido con aceites combustibles ha sido factor determinante en la aparición de cáncer en la piel en ratones y podría causar efectos irreversibles en el hígado de estos animales.

No obstante, aclaró que en los humanos no hay evaluaciones certificadas acerca del impacto en sus órganos, porque sólo se ha experimentado con ratones expuestos a aceites inflamables, “pero es mejor prevenir”.

Riesgos en el hogar

Por su parte Jacobo Vidarte, experto en análisis de gestión de riesgo y eventos adversos y exvicepresidente del Sistema Integrado Protección Civil y Bomberos de Carabobo, expresó que los líquidos inflamables son más peligrosos cuando más bajo es su punto de inflamación.

Vidarte destacó que el proceso para encender las cocinas a gasoil en Venezuela es a través del precalentamiento, calentar un tubo llamado “gasificador” que tiene la finalidad de transformar el gasoil en gas, para encender y empezar a darle uso.

Comentó que hay modelos que no tienen ninguna cámara sellada, de manera que no hay riesgo de explosión por sobrepresión, pero estas máquinas fueron desarrolladas primordialmente para actividades de camping y casas rurales, “ya que el encendido con las telas impregnadas de gasoil genera un humo incómodo en el interior de la vivienda”.

Antiguo sistema

Las cocinas a gasoil fueron utilizadas entre los años 20 y 40 en Venezuela, en la actualidad se ha retomado su uso ante las fallas en el servicio de gas y energía eléctrica.

Su funcionamiento se basa en una botella que actúa como tanque, donde se coloca el producto inflamable, de allí pasa por una estructura metálica que funciona como un macrogotero, para luego llegar a una válvula que regula el paso del carburante hacia las hornillas.

De acuerdo al presupuesto

Actualmente, hay quienes logran abastecerse de gas doméstico en precios dolarizados de $15, $26 y $42, por cilindro de 10, 18 y 43 kilos, respectivamente, lo que resulta poco asequible para todas las familias, pero un litro de gasoil se cotiza en Bs. 0,100.

Quienes optan por una cocina eléctrica deben pagar más de $10 por una hornilla y hasta $25 por la de dos. Esto, sin calcular la resistencia y los terminales que se dañan con frecuencia por el uso prolongado.

El espiral o caracol se oferta en $5 y cada terminal en un dólar.

Hay que resaltar que quienes preparan sus alimentos a leña, a veces también deben desembolsar cierta cantidad de dinero, ya que si no la consiguen deben comprarla, también a la cotización de la divisa americana.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados