Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Escasez de gasolina, apagones y pandemia: Turismo en Mérida en su peor momento

Mérida, un estado considerado turístico por excelencia, se convirtió en una zona olvidada por los gobernantes nacionales, la escasez de combustible, el deterioro constante de los servicios públicos, la crisis económica y ahora la pandemia del COVID-19 han minimizado la actividad económica.

En el Páramo los operadores turísticos son aguerridos y continúan trabajando fuertemente para levantarse, con la esperanza de un cambio que les devuelva la calidad de vida de la que años atrás gozaron.

Aunque explicaron que la administración de Nicolás Maduro les ponen todas las trabas posibles para llevarlos a la quiebra.

Una de estas es la distribución del combustible, recurso al que tienen acceso dos veces al año o cada cuatro meses si tienen suerte, de lo contrario deben comprarlo en el mercado negro a precios exorbitantes que generan pérdidas económicas.

“Aquí en el Páramo nos asignan combustible es por Clap y este año nos han llamado dos veces a surtir combustible, la gente del Clap nos llamó en abril y el mes pasado, dos veces en el año”, aseguró a Caraota Digital Omar Duarte, directivo de la Asociación de Prestadores de Servicio Turístico del Páramo (Asoprestur).

Duarte dijo que tiene que comprarlo “bachaqueado” a un costo de 1.5 centavos de dólar o 2 dólares a quienes utilizan la crisis del combustible como un negocio, de no hacerlo, se va a la banca rota tras no poder trabajar.

Estas quejas las han realizado en la Alcaldía del municipio Rangel, ya que es indispensable disponer de combustible para brindar una óptima atención a los huéspedes y viajeros en las posadas, hoteles, restaurantes de la zona, sin embargo, poco le interesa al gobierno local solventar los problemas de la gente.

PIDEN UNA ESTACIÓN DE SERVICIO

Otros ruegan para que se instale al lo menos una estación de servicio a precio internacional para incentivar las visitas, porque quienes viajan a Mérida desde otros estados del país deben trasladar sus bidones con gasolina.

“Nosotros lo que queremos es que esto siga funcionando, que siga llegando el turista, porque siempre nos han conocido por la buena atención, la buena trucha, la buena sopita de arvejas”, expresó Jorge Villarreal, operador turístico de San Rafael de Mucuchíes.

Luis Rangel tiene un restaurante en plena vía, justamente en el sector San Benito de Escaguey, dijo que el turismo se ha acabado.

Lamentó que las constantes fallas del servicio eléctrico le han dañado los equipos y considera que es una situación muy triste para la gente del Páramo que tanto trabaja.

“La situación está fregada, está muy mal, hace 30 años era distinto ahora no hay vida, en este páramo tan bonito y que no haya alguien que ponga a valer esto, esperamos un cambio porque hay mucha hambre aquí, los ricos ahora son pobres y los pobres se están muriendo de hambre”, sentenció.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: DESAMPARADOS: HABITANTES DE COMUNIDAD EN MÉRIDA SUFREN TRAS CINCO AÑOS SIN SERVICIO ELÉCTRICO

Los diferentes servidores turísticos de la zona anhelan que regrese el tiempo en el que los turistas visitaban constantemente al Páramo mágico del estado Mérida y trabajan cada día para ofrecer a quienes transitan, la mejor atención y puedan llevarse recuerdos inolvidables.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados