Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Falta de agua en plena pandemia solo aumenta el riesgo de insalubridad para los venezolanos (video)

El cerco epidemiológico en Bolívar no da garantías de un regular y eficiente servicio de agua potable en los hogares de Ciudad Guayana.

En pleno cerco epidemiológico en Bolívar, gran parte de Ciudad Guayana carece de un servicio regular de suministro de agua potable en sus hogares, lo que lo crea mayor insalubridad y riesgo de contagio por COVID-19.

Entre los afectados están los habitantes del sector Unare, en Puerto Ordaz. Lila León, habitante del Bloque 6 de Unare, aseguró que desde el año pasado padecen de la falta de agua.

"Desde el año pasado estamos padeciendo de lo que llaman el preciado líquido, el agua, tanto para tomar como para bañarnos. El agua que recibimos es barro, entonces, no puede ser que tengamos que esperar a que el tanque se llene tres o cuatro días, porque aquí no llega agua. Supuestamente llega a las 3:00 a.m., a las 4:00 a.m., pero ese poquito que llega no da para el nivel que debería tener el tanque", explicó.

Vecinos suelen usar una bomba para sustraer agua de una tubería de la calle. Diariamente hacen colas para llenar tobos y botellones.

"Yo tengo un rancho en mi casa. Tengo tobos de agua en la sala, en la cocina, en el baño. Tengo un hijo que lo he tenido que poner a cargar agua, yo no puedo porque estoy operada de prolapso, y la gente que tiene tobos tienen que ir a la placita, abrieron un hueco para sacar un tubo y con una bomba sacar agua cuando llega. Hidrobolívar quedó de venir hace dos días y todavía los estamos esperando!", agregó León.

Ali Mota, habitante del Bloque 8 del sector Unare, denunció que Hidrobolívar tampoco cumple con el plan de racionamiento que implementaron.

"En el bloque 8 la situación es intermitente. Hidrobolívar pasó un cronograma donde iba a haber el servicio un día sí y un día no. En la mañana cinco horas y en la tarde cinco horas, pero no se está cumpliendo el horario que ellos establecieron. En el bloque 8 estamos pendiente de cuando llega, para prender y apagar la bomba y así hemos paleando este problema con el agua, que la necesitamos justamente para el lavado de las manos. Eso no es solamente aquí, es en toda Unare que estamos pasando roncha", aseguró.

No es la primera vez que en plena pandemia, Ciudad Guayana padece de la falta de agua. En otras oportunidades, la directiva de Hidrobolívar ha admitido que el problema obedece al colapso del acueducto Puerto Ordaz, ya que su capacidad no cubre la demanda de usuarios, por lo que uno de los planes pendientes es hacer una redistribución de sectores a otros acueductos.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados