La economía negra representa la cuarta parte de las finanzas de Venezuela (Detalles)

0
641

El economista Asdrúbal Oliveros señaló que la economía negra representa una cuarta parte de la economía venezolana. Incluso, el director de Ecoanalítica aseveró que sus ingresos representas más de tres veces los provenientes de la industria petrolera, que este año será de 3 mil millones de dólares.

“Si al cierre de este año es de más o menos unos 3 mil millones de dólares, la economía negra pudiera estar moviendo alrededor de 10 mil millones de dólares”, dijo.

Operaciones ilegales como el contrabando de oro, tráfico de estupefacientes, manejo de puertos y aeropuertos forman parte de la economía negra. Es decir, la industria petrolera, la cual caracterizó a Venezuela durante décadas, es menor que la generada por las actividades criminales en el territorio nacional.

Oliveros apuntó que la explotación ilegal de minerales en el sur del país ha sido una importante fuente de ingresos. Asimismo, el narcotráfico ha tomado un gran protagonismo, destacando las acusaciones de que el régimen de Nicolás Maduro forma parte de la red internacional de venta de drogas.

Además, agregó que esta economía negra genera otro tipo de prácticas ilegales, como el “matraqueo” y la extorsión. Igualmente, aclaró que este mercado no es nuevo, sino que ha tomado prominencia por el descalabro financiero de Venezuela, en contracción desde hace siete años.

Oliveros señaló la crisis petrolera

El especialista aseveró que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la industria de hidrocarburos en el país están en una grave situación. El especialista señaló que hace décadas el Estado producía combustibles para surtir el mercado nacional e importar, escenario muy diferente al que se vive en el año 2020.

Sin embargo, la desinversión, la perdida de personal y la corrupción bajo las directrices de Hugo Chávez y Nicolás Maduro generaron otro escenario. Esto provocó que disminuyera radicalmente la refinación de crudo en Venezuela y que se tuviera que acudir a la importación de gasolina.

“Producíamos y procesábamos gasolina, tomábamos lo que necesitábamos, y además exportábamos. Eso con el paso del tiempo, producto de la desinversión, pérdida de capital humano y la corrupción, derivó en un país petrolero que no tiene capacidad de refinación y depende de las importaciones”, dijo.

En una entrevista con el periodista Marco Ruiz en el programa Alta Temperatura, Oliveros señaló que el parque automotor venezolano necesita entre 90 mil y 100 mil barriles diarios. No obstante, las refinerías solo producen entre el 30 y 35 %, por lo que la única salida para suplir la demanda es importar.

Oliveros concluyó que las colas en las estaciones de servicio de Caracas, indican la gravedad del asunto. “Cuando acá ya sientes la escasez de combustible, significa que la situación llegó al límite y la situación de desabastecimiento es crítica”, sentenció.