Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

“La gran incógnita es cuántos ceros”: Economista Jesús Casique ve "factible" una nueva reconversión monetaria

Venezuela atraviesa su mes número 41 en hiperinflación y va rumbo a convertirse históricamente en la segunda economía a nivel mundial, que más meses ha sufrido con esta variación frenética de precios, lo cual ha incidido directamente en la pérdida del valor del cono monetario actual, que entró en vigencia hace menos de tres años.

En este sentido, el economista Jesús Casique habló para Caraota Digital sobre la posibilidad de una nueva reconversión monetaria, la cual ve "factible" y necesaria debido a la “inmanejable” cantidad de ceros que se están presentando en las transacciones financieras, debido a que la administración Maduro no atacó las verdaderas causas del proceso hiperinflacionario, cuando decidió quitarle cinco ceros al bolívar en el año 2018.

“Sí es factible un proceso de reconversión monetaria porque ya contablemente es inmanejable la gran cantidad de ceros”, precisó el economista antes de advertir sobre las consecuencias de tomar una medida de esta naturaleza sin tomar los correctivos financieros necesarios para detener este “flagelo” inflacionario que lleva a Venezuela rumbo al segundo lugar histórico de la lista de procesos hiperinflacionarios que más han durado en el mundo.

La reconversión monetaria es producto de la hiperinflación. Venezuela atraviesa su mes 41 de hiperinflación, vamos rumbo a Grecia, que atravesó 44 meses. Eso significa que para el cierre del año 2021, Venezuela culminaría con 50 meses en hiperinflación. Quedaría en segundo lugar histórico a nivel mundial, el único país que superaría a Venezuela es Nicaragua que atravesó por 63 meses de este flagelo. Pero por los momentos van 41 meses y vamos rumbo a Grecia”, sentenció.

Financiamiento de déficit de empresas públicas

Casique insistió en que de nada sirve una reconversión monetaria sin los correctivos fiscales, cambiarios y monetarios necesarios para que tenga éxito. Por esta razón consideró “un sinsentido” que se haya introducido un nuevo cono monetario en agosto de 2018 “en un país que ya estaba atravesando por su noveno mes de hiperinflación”.

“Primero era atacar la hiperinflación y luego establecer la reconversión monetaria”, explicó.

Advirtió que mientras el BCV siga financiando el déficit de Pdvsa difícilmente se podrá salir del actual proceso de hiperinflación.

Trajo a colación el artículo 320 de la Constitución el cual reza que “en el ejercicio de sus funciones el Banco Central de Venezuela no estará subordinado a directivas del Poder Ejecutivo y no podrá convalidar o financiar políticas fiscales deficitarias”.

“El Banco Central de Venezuela continúa financiando los déficit de Pdvsa. En esa magnitud, obviamente que vamos a continuar con el escenario de hiperinflación actual”, aseveró.

Tres “amarras” para estabilizar la economía

Recordando la corta duración de los últimos dos conos monetarios, el primero circuló por 10 años (de 2008 a 2018) y el segundo amenaza con no completar su tercer año si se concreta una nueva reconversión y llega a entrar en vigencia antes del mes de agosto; recomendó a la administración Maduro tomar “tres amarras” para garantizar que esta nueva medida tenga más éxito que su predecesora.

“El Gobierno tiene que establecer tres amarras que son fundamentales: la primera amarra lo fiscal, la segunda amarra lo monetario y la tercera amarra lo cambiario. Si usted establece una reconversión monetaria sin establecer disciplina fiscal, ni disciplina monetaria; de forma aislada no va a resolver los problemas de la economía”, explicó.

Sin embargo, se mostró escéptico en que la administración Maduro tenga pensado aplicar los correctivos necesarios para acompañar una nueva reconversión y consideró que puede ser más una decisión política que económica.

“Pero obviamente que ya la cantidad de ceros es inmanejable y es muy factible que se establezca la reconversión monetaria en Venezuela, donde la gran incógnita es cuántos ceros, que deben ser entre 5 o 6, se le quitara a la moneda”, agregó.

Billetes pulverizados

Casique insiste en que nada se logra con una reconversión monetaria, si esta no viene acompañada de medidas que ataquen el peor mal de la economía venezolana, la hiperinflación. Puso como ejemplo a los billetes que nacieron con el cono monetario actual, desde el de 2 bolívares hasta el de 500, que a su juicio “quedaron pulverizados producto de la inflación”, en desuso y rechazados por los comercios.

Asimismo, recordó que estos representan el 90 % del actual cono monetario, mientras que los de Bs 10.000, 20.000 y 50.000, solo son el 10%. En lo que respecta a los nuevos billetes que ingresaron a la economía de 200.000, 500.000 y 1.000.000 de bolívares, se desconoce el número de piezas circulante porque el BCV no ha actualizado la data.

El economista alega que por el desuso en el que cayeron los billetes de 2 hasta el de 500, si se da una nueva reconversión, las nuevas piezas en circulación “deberían tener un peso bien importante en la economía, de alguna manera u otra para solventar los problemas de efectivo que están atravesando los venezolanos”.

Digitalización de la economía

Al ser consultado por la digitalización total de la economía, la cual Maduro aspira llevar al 100% para finales de 2021 según ha manifestado en varias de sus acostumbradas alocuciones televisivas, Jesús Casique cree que esto no es viable porque se excluye a las personas que solo se manejan con efectivo.

Hay personas en lo más recóndito del país que cobran en efectivo, que no están bancarizadas, no tienen cuentas en una institución financiera”, advirtió antes de reiterar la necesidad de ir directamente a la raíz del problema “el Gobierno debería atacar la hiperinflación y luego establecer los correctivos o medidas que requiera la economía”.

De igual manera alertó sobre los bajos niveles de “cash” o efectivo circulante respecto a la liquidez monetaria, esta última incluye las cuentas de ahorros y corrientes de todas las instituciones financieras del país.

En Venezuela el efectivo representaba entre un 12 y un 14 % de la liquidez monetaria, actualmente el efectivo representa el 2,5% y las cuentas corrientes están alrededor del 88 %”, aseguró.

Descarta dolarización formal de la economía

Por último, descartó que en Venezuela pueda establecerse una dolarización formal de la economía, porque sería necesario reformar la Constitución a través de un referéndum consultivo, debido a que la moneda de curso legal en el país es el bolívar.

“Eso es totalmente inviable y queda totalmente descartado el establecer el dólar de manera formal en la economía”, enfatizó Casique.

Por lo pronto, los venezolanos tendrán que seguir padeciendo los problemas de efectivo, que lleva a hacer malabares, a muchos, para apenas pagar el pasaje del transporte público; mientras se toman los verdaderos correctivos que estabilicen la economía, y permitan que una reconversión monetaria logre el objetivo de recuperar el valor de la moneda local y facilitar las transacciones financieras.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados