Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las Pedradas: De Maracay pa'llá, la soberanía la ejerce el "tren de Aragua" (+ video)

Me confieso aún horrorizado por el terrible asesinato de Joel Abiese Rodríguez, supervisor jefe de Poliaragua; de su esposa y del camillero que los acompañaba en la ambulancia que trasladaba al comisario policial, hecho acaecido en Maracay, estado Aragua. 

Para quienes no lo sepan, Abiese había sido herido el viernes en un operativo en el que murieron tres miembros del llamado “tren de Aragua”, organización criminal del centro del país. 

Lo llevaban en ambulancia desde el Hospital Central de Maracay a otro centro asistencial, y aparentemente, una enfermera de este sanatorio público “pitchó” la ruta de la ambulancia al “tren de Aragua”, porque su pareja sentimental forma parte del grupo. 

Los antisociales dispararon y tiraron dos granadas a la ambulancia, con el saldo fatal de la muerte de tres personas. 

La terrible muerte de Albise Rodríguez y la “soberanìa”

Apenas a 100 kilómetros de Caracas, el “tren de Aragua”, le disputa la soberanìa al Estado venezolano. Cuando un grupo delincuencial, en cualquier paìs del mundo, comete una acción tan atroz, solo puede esperar una respuesta contundente, incluso brutal, de las fuerzas policiales. 

Puede sonar feo, pero cuando alguien se atreve a tanto contra la autoridad, lo menos que puede esperar es una respuesta ejemplarizante. Sin embargo, la contundencia que exhibe el régimen de Nicolás Maduro contra sus enemigos políticos no tiene comparación con el trato casi de seda que recibe el hampa común. 

De hecho, se sospecha que la orden de matar a Abiese surgió del penal de Tocorón, y que los asesinos están refugiados en él. Asesinos refugiados en un penal. Si le parece absurdo, piense que usted está en la Venezuela bolivariana. 

El "tren de Aragua" y la corrupción

El “tren de Aragua” es quizás el único producto tangible, aparte de las ruinas, del tren que supuestamente Hugo Chávez iba a construir entre los Llanos y el centro del país. 

Ese “tren”, un sindicato que rápidamente se convirtió en una organización de crimen organizado, obviamente, tiene profundas relaciones con la corrupción política que causó la dilapidación, según algunos cálculos, de 5 mil millones de dólares en un ferrocarril que no se concluyó y que kilómetro a kilómetro debe haber salido más caro que el Shinkansen, el famoso tren bala japonés. 

Con esas relaciones, entre el castigo por el asesinato de un jefe policial y tocar a la organización criminal, pareciera que va a ganar la segunda. 

El país que fuimos y la Somalia que somos

En 1992, cuando quienes hoy destruyen al país se alzaron en contra de un estado de cosas supuestamente insoportable, en Venezuela (ha circulado profusamente en las redes sociales) solo Avensa ofrecía 51 vuelos diarios entre Caracas y Margarita. Había otras aerolíneas, autobuses y ferry. 

En esos vuelos, parece increíble hoy, viajaba gente como usted y yo, y había hasta lista de espera en las temporadas altas. 

Hoy, una empresa ofrece por $100 dólares que lo lleva a usted en autobús de Caracas a Maracaibo con “escolta armada” y “salvoconductos garantizados”. 

Es decir, somos una suerte de Somalia, donde usted tiene, para recorrer el país, que tener escoltas y burlar los numerosos controles que no controlan nada sino coimas. 

Para ir a Maracaibo hay que pasar por Maracay, es obvio. El territorio del tren de Aragua. 

E insisto, estos que hoy destruyen al país se llenan la boca hablando de “soberanìa” y la realidad es que a 100 kilòmetros de la capital, la soberanìa la ejerce un grupo hamponil. 

No se pierda Las Pedradas de Garcìa Otero por Caraota Digital, directo al grano:

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados