Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las pedradas: La GNB comienza a repartir leña con delivery, signo de los tiempos (+ video)

Muchos se sorprendieron y otros tantos no entendieron cuando el general Ovidio Domínguez, jefe de la REDI Táchira, anunció que iba a repartir leña a domicilio.

Repartir leña es algo que el cuerpo al que representa el general, la Guardia Nacional, ha hecho históricamente.

Pero nunca a domicilio, sino en alcabalas móviles, manifestaciones o también en las cárceles de cuya custodia está a cargo.

Es decir, lo del delivery es algo nuevo, acorde con estos tiempos en los que todo se lo traen a la puerta a uno, si lo paga en verdes, no en moneda nacional que es más fácil quemarla que usarla.

El general Ovidio Domínguez aclararía luego que se trata de la leña que se recoge en la represa Uribante Caparo, y dio una explicación de por qué lo hacía: "tenemos que ofrecer soluciones".

Por lo menos no dijo que iba a crear una mesa técnica para ver cómo iba a repartir leña, lo que sería la "solución" ofrecida por la mayoría de los chavistas.

Además, es más ecológico que la mayoría del chavismo, porque no habla de cortar leña, sino de recoger la que los ríos arrastran hasta la represa.

Pasamos de vender gas en Argentina a repartir leña en Táchira 

A falta de gas doméstico, que ya lleva una década escaseando, el general ofrece repartir leña, pero en el buen sentido de la palabra, no como si fuera un central paraguayo, que es, insisto, con lo que muchos venezolanos asocian, históricamente y mucho más en los últimos años, a la GNB, sobre todo en las manifestaciones.

Cuando los militares se ponen en algo, demuestran eficiencia, o eso por lo menos era lo que se prometía hasta que llegó la revolución bolivariana y nos mostró un peor relajo que el civil.

Pero uno tiene en la cabeza el libro de Vargas Llosa, Pantaleón y las visitadoras, y se conduele del pobre Pantaleón, que creó el servicio de servidoras del ejército peruano con devoción digna (literalmente) de mejor causa.

Una causa que quizás la GNB de Táchira cree haber encontrado en recoger leña y repartirla a domicilio.

Lo grave de todo esto no está en las declaraciones de Ovidio Domínguez, quien tiene que resolver y lo hace con leña aunque sea mojada, que uno no sabe si luego prende.

El drama no es Ovidio Domínguez por proponer repartir leña.

El drama es que Hugo Chávez hablaba de construir un gasoducto hasta Buenos Aires, y corrupción, ineptitud e ignorancia mediantes, ese mismo delirio terminó llevándonos a la prehistoria, como decía el mandón cuando ya le quedaban solo meses de vida e incendiaba todos los recursos del país para darse el gusto de decir como Alejandro Magno, "solo la muerte pudo derrotarme".

Aquellos gases trajeron estas leñas, que ahora recoge para ustedes el general Domínguez. Y solo falta que en el futuro veamos manifestaciones en Táchira porque no llegó la leña que se prometió enviar a domicilio.

No se pierda las pedradas de García Otero en Caraota Digital, directo al grano:

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados