Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Médicos Sin Fronteras adaptó áreas para la atención al COVID-19 en el hospital de Lídice

Un equipo de la organización médico humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF), trabaja en el Hospital de Lídice de Caracas para junto a autoridades nacionales y propias del centro de salud, robustecer áreas especialmente dispuestas para la atención de pacientes con síntomas relacionados al COVID-19.

El plan comprende rehabilitación de infraestructuras, formación de personal e implementación de circuitos de atención seguros para pacientes y para personal sanitario. Es así como se han realizado adaptaciones en áreas críticas del centro hospitalario, con actividades enfocadas en intervenciones de agua y saneamiento, energía, equipos biomédicos, construcción y rehabilitación de salas y quirófanos.

También han sido dispuestas áreas de triaje y tamizaje para COVID-19 que cumplen con todos los protocolos de salud necesarios, y se ha aumentado la capacidad de camas de hospitalización para un total de 35, incluyendo dos de cuidados intensivos.

“La idea de este plan de trabajo es fortalecer y ampliar los espacios que ya estaban en funcionamiento en el hospital, para que puedan estar mejor preparados en el marco de la pandemia y, sobre todo, si hubiese un nuevo aumento de casos de COVID-19 en el país”, explica Enrique García, Coordinador del proyecto de COVID-19 de Médicos Sin Fronteras en Venezuela. 

Es por esto que cerca de 100 trabajadores de MSF y del propio hospital, como médicos, enfermeros, camilleros, radiólogos, biomédicos, logistas, psicólogos, trabajadores sociales, técnicos y personal de mantenimiento y seguridad, entre otros, están ya operativos para atender a todas las personas que asistan al lugar con síntomas relacionados al COVID-19, desde un abordaje tanto médico como psicológico.

Los equipos también realizan un trabajo de promoción a la salud y brindan soporte psicológico a los familiares de los pacientes, que pudiesen sentirse abrumados o nerviosos con toda la situación. 

“Además del Hospital Lídice, queremos brindar apoyo a otras estructuras de salud primaria de la ciudad de Caracas con la intención de estar más cerca de la comunidad y poder brindar atención rápida y de calidad a cualquier paciente que lo requiera, a través de la detección temprana de síntomas relacionados al COVID-19,” agrega García.

En Venezuela, MSF ha adaptado sus operaciones en respuesta a la emergencia sanitaria del COVID-19, intentando de dar prioridad a la población más vulnerable que asiste en a través de sus diferentes programas en Anzoátegui, Amazonas, Bolívar, Sucre, Táchira, Miranda y el Distrito Capital. En el Hospital Vargas de Caracas, la organización diseñó un circuito de atención para la evaluación y tratamiento de pacientes sospechosos y confirmados de COVID-19 y brinda atención a quienes requieren de hospitalización; en un trabajo conjunto, personal médico especializado de MSF y propio del hospital han evaluado un importante número de casos relacionados a esta enfermedad. 

MSF es una organización médico humanitaria imparcial, neutral e independiente con presencia en más de 70 países y que trabaja en Venezuela desde el año 2015.

ads
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

ads

Artículos Relacionados