Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Miopía, personalismo e intolerancia: cuando los extremos políticos se juntan

Aunque parezcan muy disímiles, extremistas de la oposición y del régimen de Nicolás Maduro comparten más de lo que quisieran: factores comunes que los caracterizan son la miopía, el personalismo y la intolerancia.

Tal es el juicio del politólogo y profesor universitario Jesús González, entrevistado la mañana de este miércoles en el programa La fuerza es la unión, transmitido por RCR.

Sostuvo el docente de la Universidad Central de Venezuela (UCV) que el llamado permanente al pueblo lo hacen extremos pequeños, pero bulliciosos, de los dos sectores políticos, ambos de tendencia totalitaria. "Los extremos pretenden monopolizar el sentimiento de todo el país", para pescar en río revuelto.

Manifestó que de forma demagógica hacen ver que existe “un pueblo” y un “no pueblo”, cuando el país es más de lo que los extremos vociferan, hay una realidad fraccionada.

El análisis del informe Bachelet por parte de los dos extremos es un ejemplo: el régimen lo utiliza desde su “media verdad”, mientras que los de la oposición desde la otra.

El régimen opina que el informe parte de cifras no oficiales, cuando estas llevan años sin emitirse y por lo tanto se desconocen. Mientras los radicales opositores también lo juzgan, tildándolo de blandengue y hasta de mamotreto, porque consideran que lo fundamental es llamar a la intervención extranjera, lo cual es una irrealidad hoy para Venezuela y solo está en sus mentes.

Los políticos le fallan al país

González aseguró que los políticos venezolanos le están fallando al país. Señala que el ciudadano emigra del país porque no le están brindando ofertas atractivas. “La realidad del país es más de lo que se piensa desde la individualidad. Ese ciudadano del medio lo que está intentando es resolver”, y el mundo político sigue en su diatriba estéril.

Sostuvo que lo importante es que la realidad caiga en oídos y tierras fértiles para que esas individualidades y representantes de los dos sectores puedan colaborar con una solución.

Recomendó a esos grupos que no sigan pensando que esos a quienes ellos pretenden gobernar son una masa amorfa y dúctil.

Explicó que el espíritu democrático del venezolano sale todos los días a la luz pública y reclama un cambio, pero no solo en servicios públicos y en la economía, también exige una mejor dirigencia de los dos lados.

Los esfuerzos tienen que volcarse en buscar una salida, pero para que sea efectiva se necesita del entendimiento de todas las partes, aseveró.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados