Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

"Rogando a Dios que no llueva": Así vive una familia que se quedó sin techo tras ventarrones de hace dos semanas en Vargas

Solicitaron ayuda tanto al gobernador Jorge Luis García Carneiro como al alcalde José Terán

Lilian Requena, sus dos hijas y sus dos nietos menores de edad no tienen vida desde el pasado 13 de octubre. Y es que ese día, producto de las fuertes ráfagas de viento que hubo en Vargas, su casa se quedó sin techo, lo que las mantiene en vilo y rezando que no llueva.

“Eso fue horrible ese día: desde la noche del lunes 12 de octubre para amanecer el martes 13, cuando hubo un ventarrón fortísimo y mi casa quedó prácticamente descubierta”, señaló.

Sostuvo que aunque entre sus familiares trataron de recuperar algunas de las láminas de zinc que fueron desprendidas por la brisa, parte de la vivienda está a la intemperie. “Esto afecta la sala y una parte del cuarto descubierto. Vivimos rogando a Dios a diario que no llueva”.

Requena, quien vive en el barrio Atanasio Girardot, en la parroquia Carlos Soublette, imploró por ayuda al gobernador y al alcalde. “Te voy a hablar claro mis dos hijas trabajan para el gobierno: Una en un CDI y otra en la Secretaría de Gobierno, y no han podido conseguir ayuda”.

En total necesita ocho láminas de zinc para poder subsanar esta situación y logren tapar la casa. Contó que desde que hubo el siniestro en dos oportunidades ha llovido y se han tenido que mojar sacando agua para evitar que se filtre a la casa de abajo, que es donde vive su mamá, que está discapacitada.

Asimismo, mencionó que producto de aquellos ventarrones en total hubo afectación a 12 casas en esa zona.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados