Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

La marcha del chavismo fue tan floja que Maduro participó... ¡por teléfono!

 

Se ha vuelto común que el régimen quiera "hacer coco" con movilizaciones para mostrar fuerza política, sin embargo, cada vez se le hace más difícil a una administración que cuenta con menos respaldo popular.

Este sábado el Nicolás Maduro trajo a sus acostumbrados autobuses, pero no fueron suficientes para llenar la avenida Urdaneta, como ya lo había vaticinado el presidente encargado, Juan Guaidó.

El mandatario en disputa, sin embargo, debió percibir que la marcha era muy chiquita, porque ni siquiera participó en persona, sino "vía telefónica". Quizás también estaba en un "lugar seguro" como suele suceder frecuentemente. Desde allí prometió "sorpresas" con el carnet de la patria, y afirmó que la caja CLAP también traerá "sorpresas".

Asimismo, se congratuló del apoyo de "motorizados y motorizadas". Quien sí participó liderando la concentración fue su segundo, el vicepresidente del PSUV Diosdado Cabello.

Con consignas "antimperialistas" los seguidores de "rojos rojitos" se concentraron este sábado en el centro de la ciudad, con tres puntos de partida, la avenida Libertador, a la altura de la Cantv, la avenida Sucre de Catia y la avenida Longaray de la parroquia El Valle, en este último punto ni siquiera llegaron a concentrarse.

Con la excusa de "defender la paz, la democracia, la soberanía e independencia nacional..." pero en Bolivia, el chavismo, emprendió camino.

Diosdado Cabello fue el vocero de la convocatoria: «Quienes creyeron que aquí en Venezuela podría hacer lo que hicieron en Bolivia se equivocaron,no permitiremos que suceda lo que pasó en Bolivia, ese numerito ya lo conocemos y es el plan de “Juanito Alimaña”.

Al mismo tiempo increpó a Juan Guaidó de haber perdido popularidad, pese a la multitudinaria marcha opositora de este sábado que si llenó unas cuantas cuadras de la capital y del interior del país.

«Ya a Juan Guaidó nadie le para. Y está claro en que a Nicolás nadie lo va a sacar. Lo que quiere es seguir robándose la plata de Venezuela», exclamó Diosdado, ante una "marea roja" que cada vez se asemeja más a un charquito en el que Maduro también participó... pero por teléfono.

 

 

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados